Dark Phoenix cierra un ciclo de los mutantes

- 05 de junio de 2019 - 00:00

La duodécima entrega de los X-Men se estrenará este viernes en los cines locales. Es protagonizada por la británica Sophie Turner como Jean Grey.

Es el fin. El “universo mutante cinematográfico” de X-Men, tal como lo conocieron los fans desde el año 2000, con la primera película de la saga, llega a su final.

Luego de casi dos décadas de entregas de dos trilogías y spin offs (cintas derivadas) como  Wolverine y Deadpool, es con el personaje de Jean Grey, que su historia concluye.  

Por ello,  el estreno mundial de Dark Phoenix (Fénix Oscura en español) ha mantenido en vilo a los seguidores de la franquicia, que logró el posicionamiento de los superhéroes del cómic en la pantalla grande.

Si bien en la trilogía inicial, Jean Grey (Phoenix), una mutante con poderes telepáticos y telequinéticos, fue interpretada por la actriz neerlandesa Famke Janssen, ahora el peso del protagonismo recae en la británica Sophie Turner.

Dark Phoenix

El filme muestra los inicios de Jean en su niñez y la magnitud de sus poderes, por lo que aclara vacíos de las cintas anteriores. 

Así, llega a los años 90, tiempo en el que la nueva generación de X-Men es un grupo “socialmente aceptado” por el gobierno de Estados Unidos

Tanto así, que el profesor X, o Charles Xavier, encarnado por James McAvoy, es el líder de los mutantes ante el mundo con “línea directa” telefónica con el presidente. Aún así, no todo es felicidad permanente.

Durante una misión de rescate espacial de los X-Men, encargada por el mismo gobierno, sus miembros corren un grave riesgo para salvar a los astronautas, donde Jean Grey es alcanzada por una fuerza extraña, que al parecer despierta un lado que estuvo “dormido durante años”, en palabras del mismo Charles Xavier.

Y es otro punto importante del filme, pues el profesor X ya no se muestra como el líder infalible que no puede cometer errores. Incluso puede ser cuestionado por sus pares en los métodos que tiene para lograr el reconocimiento social.

Dark Phoenix funciona luego de los hechos de X-Men Apocalipsis (2016),  en donde ya se mostró gran parte del poder de Phoenix, pero en esta ocasión  se vuelve incontrolable.

Para Mauricio Gil Gutiérrez, director de Mono Cómics, Dark Phoenix, expondrá  a “una mutante poderosa que siempre ha estado entre las filas de los X-Men”.

Por ello, señala que puede ser observado de muchas maneras pues “cierra un ciclo pero también abre otros”.

Gil, quien también es escritor de historietas, cree que Dark Phoenix no será el fin en sí, pues algunos de los personajes clásicos aún podrían volver en un futuro, quizás con otros actores.

“Los tiempos cambian, pero no los conceptos. En Dark Phoenix puede que los fans no vayan con mucha expectativa, pero sí con mucha curiosidad”, dijo. 

Y el enemigo no es solo el poder de Jean Grey, sino fuerzas alienígenas que pretenden controlarla. 

Con ese panorama, los X-Men deberán tomar decisiones, sea para autoprotegerse o defender a la humanidad y así lograr la convivencia pacífica que siempre han buscado. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: