Cuervos, una fusión de rock

26 de septiembre de 2013 - 00:00

Ocho años han pasado desde que Sebastián Salvador (voz, guitarra), Santiago Robayo (guitarra), Andrés Álvarez (batería) y Ricardo Salvador (bajo) conformaron una banda de folk rock con fusiones de música andina, a la que nombraron Fragua.

Los temas que abordaban en las letras de sus canciones eran locales, por lo que hablaban de temas específicos del país, como por ejemplo de la Mitad del Mundo o el pintor quiteño Fausto Imbacuán. En 2012 comprendieron que estaban limitándose con las líricas y quisieron darle un giro a las composiciones y experimentar otros sonidos.

“El medio es muy difícil, más aún si eres músico independiente. La música de Fragua era buena, incluso se la utilizó en documentales. Con ese proyecto sacamos el disco ‘Óxidos y trenes’ en el 2008, grabamos dos videos, dimos un show en Venezuela a finales de 2011, pero presentarse en vivo es complicado, convocar a la gente para que asista a los conciertos; así que decidimos mutar”, manifiesta.

El cambio es total, ahora no solo interpretan rock and roll con líricas que abordan varias temáticas, sino que también se hacen llamar Cuervos y debutan con un álbum de título homónimo que contiene diez temas. “Quisimos reinventarnos desde cero. Nunca nos hemos ‘casado’ con nada, y porqué hacerlo con un nombre.

Para que el cambio se note trabajamos un disco con el productor Daniel Pasquel, reconocido por la banda Can Can y Marley Muerto. El CD se grabó en Quito y se masterizó en Argentina”, explica el vocalista.

Este trabajo discográfico se presenta oficialmente esta noche en Quito. El bar Psycho Circus (Orellana y Yánez Pinzón) es el sitio escogido para el lanzamiento, en el que se invitó a la banda quiteña Miss Goulash para que abra el show y al tecladista Daniel Herrera.

‘Juan Cuatrero’ se titula la canción con la que actualmente suenan. El video de este tema se estrenará a finales de octubre, y su rodaje se realizó en el parque Jerusalén, ubicado en la parroquia Guayllabamba, al norte de Quito. “Alrededor de 30 personas actuaron en la grabación, que se hizo al aire libre y en un estudio. Nos sorprendió que cineastas se interesaran por hacer el video porque aunque es una historia sencilla de un cuatrero (ladrón de ganado) es muy descriptiva y lo hace un tema vendedor”, indican.

En las melodías de Cuervos se nota un sonido característico, que conserva la esencia de aquella guitarra sesentera, que es combinada líricamente con personajes ignorados, cuentos dudosamente ingenuos, y la descripción de paisajes urbanos y rincones olvidados sin ser específicos. Hablar de seres alucinantes y perros callejeros, que bien pueden estar en Quito o en otro lado, también son parte de las composiciones del grupo, en las que aportan todos con sus ideas.

La actividad musical es compartida con sus carreras profesionales, es así que Ricardo también se dedica al diseño gráfico, Santiago es director creativo en una agencia de publicidad, Andrés es guía de turismo, mientras que Sebastián se dedica de lleno a la música, sin ejercer su carrera de antropólogo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: