Casa de la Cultura celebra 69 años en medio de problemas económicos

09 de agosto de 2013 - 00:00

Por motivo de celebrar el Día Nacional de la Cultura, declarado así por ser la fecha de creación de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que hoy cumple 69 años de existencia, se reunirán esta noche en el escenario del teatro Nacional de la Casa de la Cultura varias instituciones que profesan la inclusión, democratización y participación de la ciudadanía a través de las artes.

El Ballet Nacional de Ecuador, la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador y el coro de no videntes Voces y Susurros (VOSU) son los grupos invitados al evento, que iniciará a las 19:00 con una puesta en escena que une los talentos de grandes artistas nacionales. Además se contará con la participación especial del ballet oficial de Bolivia.

En la presentación se realizará un reconocimiento al ex vicepresidente de la República, Lenin Moreno, uno de los mayores gestores culturales del país, que con su apoyo ha permitido se cumpla uno de los objetivos principales de la Casa de la Cultura Ecuatoriana: servir y apoyar a los sectores populares del país.

El Ballet Nacional de Ecuador, la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador y el coro de no videntes Voces y Susurros (VOSU) son los grupos invitados al festejo de esta noche, que iniciará a las 19:00 en el teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

Pero esta celebración se hace en medio de varios problemas económicos que mantiene la Casa de la Cultura Ecuatoriana, según manifestó el escritor Raúl Pérez Torres en enero pasado cuando llevaba cinco meses como presidente de la institución, cargo que representa por segunda ocasión. “Encontramos una Casa de la Cultura obsoleta en el plano económico. Hasta este momento no tenemos para viáticos o para viajar a los núcleos provinciales, definitivamente en lo económico estamos mal”, dijo aquella vez.

Meses despúes, parece que casi nada ha cambiado. Y lo comparte en un nuevo diálogo con este Diario.

¿Desde su creación la Casa de la Cultura ha tenido inconvenientes para sostenerse?
En los 69 años de existencia se presentaron momentos preocupantes, como en julio del 63 cuando una junta militar completamente mediocre, la de Ramón Castro y Cabrera Sevilla, clausuraron la institución y salieron escritores de extraordinaria valía como Benjamín Carrión, Alfredo Pérez Guerrero, Clemente Yerovi Indaburu, Demetrio Aguilera Malta, Oswaldo Guayasamín, Pedro Jorge Vera. Pero después la Casa de la Cultura tuvo su ley orgánica de cultura, donde se respeta su autonomía funcional, económica y administrativa.
Actualmente atravesamos un proceso histórico importante que nos permitirá democratizar la Casa, es decir queremos que todas las expresiones nuevas de la cultura sean parte de la institución. Ya hemos tenido unos siete encuentros con el ministro de Cultura, Paco Velasco, para trabajar en el nuevo modelo de gestión de la Casa de la Cultura y para resolver el tema económico, algo que también he conversado con el presidente de la República.

¿Cuánto es el presupuesto?
Aproximadamente 14 millones, que en comparación con algunos ministerios, no tiene semejanza y es poco. Sé que en este Gobierno vamos a mejorar esas dificultades, pero lo que pedimos es que estemos dentro de la Ley de Cultura, con autonomía económica, porque es un espacio público.

¿Una de las deudas que mantienen actualmente?
Debemos siete mil dólares de luz, de dos meses, y en cualquier momento nos pueden cortar el servicio. Estamos esperando la respuesta del ministro de Finanzas, Fausto Herrera, y aunque el presupuesto se aprobó en la Asamblea Nacional, no hemos recibido nada, pese a que solicitamos que se nos cancele solo del 2005 al 2012. La mayoría de los empleados han cobrado su sueldo al día, pero las 30 personas que tienen un contrato y trabajan como gestores culturales tienen tres meses que no se les paga.

¿Cómo se financiaron los eventos programados por el aniversario?
Estamos inventando el dinero. Tenemos la colaboración de todos los artistas, los escultores, pintores, cantantes, no nos cobran absolutamente nada. Contamos con un apoyo simbólico y moral del Municipio de Quito, que nos ayudó en la minga de solidaridad que hicimos el lunes, de igual manera el Consejo Provincial de Pichincha siempre está atento a colaborar. La Orquesta Sinfónica ensaya en la Casa de la Cultura y a cambio nos da presentaciones. Los directores tuvimos que poner una cuota para comprar cartulina y hacer las invitaciones de este mes.

¿Y las instalaciones?
El teatro Nacional este momento ya necesita una recuperación, no hay buen sonido, ni iluminación, hay que hacer un cambio en las cortinas que están inflamables y han durado más de 25 años. El ágora, que es para 5 mil butacas, también se necesita mejorar. De los 23 núcleos provinciales solo tres de ellos no tienen su propia infraestructura, están alquilando, en Galápagos, Santa Elena y El Oriente.

¿Continúan las reuniones con los colectivos artísticos?
Sí, porque hay que unirlos. En el sur de la ciudad hay 750 mil personas y no hay una Casa de la Cultura. Queremos crear una sede en ese sector.

¿Y el terreno que le ofreció el alcalde de Quito para crear esta sede?
Debo escoger entre tres terrenos, así que estamos en esa planificación porque debe tener espacios para las distintas artes. Se abrieron tres extensiones: en la Mitad del Mundo, en Chimbacalle y en La Ferroviaria. La idea es llenar el país de talleres culturales, por ejemplo Cuba, tiene 280 Casas de la Cultura en todo el país, nosotros tenemos 23. Creo que hay que pujar y poner un gran esfuerzo para hacer más Casas en Ecuador, aunque en varias provincias hay extensiones, especialmente en El  Oro, Manabí y Azuay.  

Una de sus propuestas es hacer sedes en el exterior, ¿se trabajó en eso?
Está abierta una Casa de la Cultura en Nueva York, con la colaboración de un grupo de ecuatorianos que quisieron formarla y les hemos dado la autorización para que tengan pisos legales para que puedan llegar escritores, pintores, cantantes nacionales, y tiene exposiciones pictóricas permanentemente. El próximo mes viajo a Nueva York invitado por esa Casa de la Cultura. Anteriormente teníamos sedes en Roma, Barcelona y Madrid, pero la gestión anterior descuidó una cantidad de cosas.

¿Reabrirán estas sedes?
Esperamos hacerlo.

¿Cuál es el mensaje que da en el Día Nacional de la Cultura?
Pienso que uno de los aspectos fundamentales de la revolución ciudadana debe ser la revolución cultural. Le he escuchado decir a Fidel Castro, Evo Morales y Rafael Correa, que con el ejemplo es con lo que puede construirse una conciencia colectiva, por eso hoy rendiremos homenaje a Lenin Moreno, uno de los ecuatorianos más humanista y ejemplar de este tiempo. Lo condecoraremos con la medalla al mérito cultural Benjamín Carrión. Además cumpliremos con una serie de actividades programadas, tanto de cine para adultos y niños, como de teatro y exposiciones pictóricas en diferentes museos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: