Camilo Sesto murió de forma solitaria

- 09 de septiembre de 2019 - 00:00
Foto: Tomada de misionesonline.net

El músico español no obtuvo premios estatales aunque su fama trascendió fronteras. Tiene dos imitadores ecuatorianos.

El cantante español Camilo Blanes Cortés (Camilo Sesto, de Ancoy, Alicante) falleció la madrugada de este domingo 8 de septiembre de 2019. Había sido ingresado un día antes a la Clínica Quirón, en Madrid, a causa de problemas renales.

El artista vivía solo en la localidad de Torrelodones de esa ciudad y, según la periodista Amelia Castilla, en su país “no consiguió ni el Premio Nacional de Música pese a que algunas de sus composiciones pueden ser tarareadas por tres generaciones de españoles”.

En América Latina, varias radios lo conservan como referente, por lo cual ha sobrepasado los límites generacionales en medio siglo de carrera. Publicó 40 álbumes, obtuvo varios discos de platino y vendió más de cien millones de discos de estudio.

Para su despedida y homenaje a fines de 2018, su voz se tomó de las copias originales, y una orquesta sinfónica lo acompañó en el auditorio madrileño de Florida Park. Él lo presenció todo pese a que ya se encontraba sin voz y con dificultades para movilizarse.

Se proyectó un documental sobre la grabación de sus discos y el artista agradeció conmovido: “Que la música siga siendo nuestro único mundo. Estoy de pie”.

El concierto también fue su reaparición pública luego de dos años alejado de los escenarios y medios de comunicación. La voz de “Vivir así es morir de amor” era esquiva incluso para su familia e insistía en que vivía en soledad por decisión propia. Fue compositor y productor musical que incursionó en la balada, el pop y el rock sinfónico.

Precursor de los musicales en España, fue productor y montajista de la ópera rock Jesucristo Superstar (1975) en la que interpretó a Jesucristo, junto a Teddy Bautista (Judas) y Ángela Carrasco (María Magdalena). Ese papel le restó detractores en un contexto convulso y represivo.

Dos imitadores ecuatorianos

Cristian Farias recibió la noticia de la muerte de su máximo referente artístico mientras interpretaba la canción “Algo de mí”, en Cañar.

El intérprete se dio a conocer en la primera temporada del programa de imitadores “Yo me llamo” (transmitido por Teleamazonas), hace seis años. Ha recorrido el país con su representación del que define como un “grande de la música romántica, el número uno”.

No llegó a ver en directo al artista español pero, con 47 años, recorre el Austro ecuatoriano haciéndole homenajes. Hace más de un año, Farias tenía previsto aparecer en un programa de la televisión española, su sueño era cantar frente a Sesto, pero no fue posible dado el estado de salud del artista y su lejanía de las pantallas y la vida social.

Las canciones más difíciles de interpretar, dice el intérprete guayaquileño, son “Vivir así es morir de amor” y “Jamás”, que incluso su autor admitía “contiene las notas más altas y complejas”.

“Empecé a cantar tarde y mi voz está fresca aún, quiero hacerle un tributo por todo el Ecuador y Perú”, anuncia el artista que desde la mañana de este lunes 9 de septiembre volverá a los programas de televisión. “Seré su imitador siempre”.

En el mismo reality de concurso, Roberth Ordóñez Jadán ganó el primer lugar en el año 2018 por sus imitaciones de Sesto. Entonaba sus canciones desde la infancia. Luego fue parte de un Intercolegial de la canción con el tema “Perdóname”, contó este domingo 8 de septiembre de 2019 en su fanpage.

La última visita de Camilo Sesto a Ecuador fue en 2015, durante su gira “Con todo el amor” que llenó el Coliseo General Rumiñahui y fue parte de su homenaje por el Día de las Madres.

Cuerdas y duetos fueron parte de sus puestas en escena y lo acompañaron artistas como Alaska, Isabel Patton, Rocío Dúrcal o Marta Sánchez. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: