Suiza se clasifica al Mundial tras empatar con Irlanda del Norte

- 12 de noviembre de 2017 - 15:02
Foto: AFP

La selección suiza de fútbol se clasificó para el Mundial de Rusia-2018 tras empatar a cero contra Irlanda del Norte, este domingo en Basilea, gracias al triunfo logrado en Belfast (1-0) el pasado jueves con un tanto de Ricardo Rodríguez.

Será la undécima participación de la formación helvética en un Mundial y la cuarta consecutiva, siendo la 27ª nación que obtiene el pase para Rusia-2018.

El partido fue mucho más abierto y con alternativas que el que ambas selecciones protagonizaron en la ida de la repesca europea hace tres días en la capital norirlandesa.

Y si en la ida en el estadio Windsor Park, el lateral izquierdo de origen chileno y español Ricardo Rodríguez fue decisivo, al anotar el riguroso penal con el que Suiza se impuso en el descuento, este domingo fue de nuevo fundamental para su equipo al salvar bajo palos en el descuento (90+1) un remate que hubiese llevado la eliminatoria a la prórroga.

En un barrizal, por la intensa lluvia que cayó en Basilea, el equipo que dirige el croata Vladimir Petkovic fue mejor, dominó el partido y contó con numerosas ocasiones de gol, sobre todo en la primera parte, pero a medida que pasaron los minutos, el equipo norirlandés se estiró y no se dio por vencido en ningún momento.

Rodríguez lleva a Suiza a su cuarto Mundial consecutivo

Si ya fue decisivo en la ida, anotando el único gol de la eliminatoria, el lateral de origen chileno y español Ricardo Rodríguez fue de nuevo fundamental este domingo al evitar la prórroga ante Irlanda del Norte (0-0), para clasificar a Suiza para su cuarto Mundial consecutivo.

El actual defensa del Milan salvó bajo palos un cabezazo norirlandés en el descuento del partido (90+1) que hubiese llevado al combinado británico a forzar la prórroga.

"Todo el mundo decía que ya estaba casi hecho, pero contra equipos como este, es un combate", admitió el portero Yann Sommer.

Será la undécima participación de la formación helvética en un Mundial, siendo la 27ª nación que obtiene el pase para Rusia-2018.

"Fue un partido difícil, el terreno y el rival eran difíciles de jugar", aseguró la estrella Xerdan Shaqiri, que se mostró "muy orgulloso" de la clasificación "de todo un país".

El encuentro comenzó con un ritmo trepidante y ambos equipos dispusieron pronto de ocasiones para marcar: Chris Brunt disparó desde fuera del área obligando a Yann Sommer a realizar una gran estirada (3) y los suizos respondieron con un centro de Sherdan Shaqiri que Haris Seferovic no acertó a cabecear entre los tres palos (6).

La 'Nati' se hizo con el control del balón, buscando el gol que le acercase a Rusia, pero los norirlandeses, mucho mejor que en la derrota en Belfast (1-0), tampoco renunciaron al ataque y Bunt lo volvió a probar de lejos minutos más tarde (15).

Shaqiri, la estrella suiza, era de largo el mejor del partido y un peligro constante por la banda derecha del ataque local.

Shaqiri el más peligroso

El mediapunta del Stoke City disparódesde el ángulo del área grande y Michael McGovern respondió con una gran parada (25), que repitió minutos después en otra gran ocasión de Steven Zuber (29).

Fueron minutos de gran sufrimiento para la defensa norirlandesa, que apenas podía defenderse de las acometidas de los suizos, que parecían cada vez más cerca del gol, aunque los británicos lograron llegar a la pausa con su portería a cero.

Tras el descanso y en un campo cada vez más embarrado por la lluvia, los suizos tenían problemas para romper la tupida defensa norirlandesa, por lo que Ricardo Rodríguez lo probó desde lejos y la pelota se marchó ligeramente desviada (50).

Aunque falto de calidad, el equipo británico tampoco renunciaba al ataque, obligado a marcar un gol para igualar la eliminatoria, lo que a punto estuvo de conseguir en una contra finalizada con un cabezazo que se marchó fuera ajustado al palo de Conor Washington (55).

A medida que avanzaba el partido, los norirlandeses fueron estirando las líneas y buscando el gol con más insistencia. Sommer blocó otro disparo peligroso de Washington (61).

Seferovic tuvo otra clara ocasión para haber sentenciado el pase, pero disparó alto (85) y tuvieron que sufrir hasta el final, aunque la acción de Rodríguez en el añadido evitó que ese sufrimiento se prolongase al menos 30 minutos más.

"Hemos trabajado durante un año y medio para clasificarse, por lo que estamos muy emocionados. Hemos ganado 11 partidos de 13 y estamos contentos de alcanzar el objetivo", declaró el delantero Breel Mbolo en medio de las celebraciones. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: