Punto de vista

Noboa, director de orquesta de la Tricolor

- 13 de noviembre de 2015 - 00:00

Punto de vista

Además de director técnico, Ecuador tiene un director de orquesta. Y los dos, con el mismo pasado en el fútbol nacional, pero en distintas facetas, han sido determinantes en el sorprendente arranque de la Tricolor en las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia 2018.

El liderazgo y la eficacia que Gustavo Quinteros ha demostrado a través del comportamiento de su equipo en las tres primeras fechas también son cualidades que identifican a a Christian Noboa, el ‘todocampista’ del combinado ecuatoriano, que ayer fue decisivo para destrabar el partido contra Uruguay. Cuando la ‘Celeste’ hacía su negocio con el 0-0, sus dos líneas defensivas se afianzaban en el campo del Atahualpa, el contragolpe metía en aprietos a la zaga local y la ‘Tri’ no daba indicios de hacer daño, Noboa activó su GPS y encontró un espacio -que solo él vio- entre Godín y Cáceres y direccionó a Paredes con un pase que en el fútbol  diferencia a un gran volante de un crack.

Y la ‘Hormiga’, motivado por la jugada maestra, emuló la habilitación de Valencia a ‘Felipao’ en el Monumental de River. Fue una jugada aislada a la realidad de un partido que estaba cerrado y complejo, una acción propia de Noboa que cuando no está presionando, trabando o quitando se dedica a disparar balones precisos entre piernas rivales en lugares donde sus compañeros llegan a disfrutar. Noboa bien puede ser 5, 8 o 10 y para no convertir su perfil de futbolista en un número de teléfono se podría resumir que es un ‘todocampista’, esos que recuperan la pelota y también generan, como sucedió ayer, aunque en los primeros minutos le costó asentarse por la presión de los uruguayos.

Si Noboa no fue el mejor -porque Paredes y Montero crearon desbordes que mareaban a Cáceres y Pereira y hacían levantar a los hinchas de sus asientos, además de ser coautores de los goles del triunfo- se constituyó una vez más en el motor de la Tricolor, que ha logrado un arranque perfecto, sorprendente y emocionante, a costa de Bolivia y dos campeones mundiales. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: