Las estadísticas no favorecen a Francia

19 de noviembre de 2013 - 00:00

Francia tendrá que remontar hoy (15:00) el 2-0 en contra que se llevó la semana pasada en su visita a Ucrania por el repechaje al mundial de Brasil 2014, gesta que ningún equipo ha logrado hasta ahora en la repesca europea, donde le espera un rival que quiere consumar la sorpresa y clasificarse por segunda vez a una Copa del Mundo.

Los fantasmas del pasado acechan a los ‘galos‘. En 1993 no pudieron clasificar al mundial de EE.UU.El equipo que dirige Didier Deschamps cree en las posibilidades de los suyos para revertir el marcador en el Parque de los Príncipes de París. Francia, que pudo superar a España en la liguilla, terminar primera de grupo y ahorrarse una eliminatoria a vida o muerte, acabó en la repesca, lo que provocó el desapego de su público, desencantado a golpe de escándalos extradeportivos, de un rendimiento modesto y de la indolencia que transmiten algunas de sus estrellas.

Lo que sobre el papel debía ser un duelo asequible para un equipo con talentos como Franck Ribéry, firme candidato al Balón de Oro, Karim Benzema, Samir Nasri o Patrice Evra, se convirtió en una pesadilla que despierta fantasmas del pasado. En la memoria colectiva ‘gala’ brilla con nitidez el partido contra Bulgaria de 1993, hace exactamente dos décadas, en el que Francia se quedó sin el Mundial de Estados Unidos.

Deschamps, protagonista en aquella debacle y capitán de la triunfal selección que después lideró Zinedine Zidane, confía en las opciones de los suyos y se agarra a un necesario mensaje de unidad y compromiso, más latente entre las instancias federativas que entre la prensa y los aficionados.

"Tenemos una posibilidad de darle la vuelta. Está ahí, es real. Poco importa que sea pequeña, mediana o grande", aseguró el técnico que debe despejar si Karim Benzema será titular, en detrimento de Olivier Giroud, y si el central Raphal Varane se recupera a tiempo de su inflamada rodilla para sustituir a Koscielny, expulsado en Kiev.

Ucrania, por su parte, acaricia la posibilidad de volver a un Mundial, competición en la que ya participó en el 2006, en Alemania, con la generación liderada por Andrey Shevchenko, que llegó a los cuartos de final en esa ocasión.

Por su parte, el seleccionador ucraniano, Mikhail Fomenko, tendrá que recomponer la defensa, ante las bajas por sanción de Artem Fedetskiy y Alexander Kucher.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias