La Tricolor mantiene su mala racha en Asunción y cae del tercero al quinto lugar en la clasificación

- 23 de marzo de 2017 - 20:05
Foto: AFP

Ecuador no solo perdió 2-1 la noche de ayer ante Paraguay sino que también lo ‘resucitó’ en las Eliminatorias Sudamericanas. Con la victoria la ‘Albirroja’ sumó 18 puntos y se mete en la pelea por uno de los cuatro cupos directos para el Mundial de Rusia 2018, mientras que la Tricolor se queda con 20 unidades.

La ‘Tri’ baja del tercer al quinto lugar (puesto de repechaje) y los albirrojos se quedan en la séptima posición a dos puntos de la primera zona de clasificación a Rusia.

La presentación del combinado ecuatoriano fue intermitente. A pesar de que tuvo el balón en su poder y de que jugó más tiempo en la cancha rival, no supo cómo hacerle daño a una defensa ordenada y fuerte. Por su parte los paraguayos aprovecharon los errores del rival para marcar.  

Con este resultado, Ecuador suma la octava derrota por duelos de eliminatorias en Paraguay, en donde jamás sumó puntos.

En el análisis posterior al cotejo, Quinteros confesó que necesitan mejorar varios aspectos para poder ganarle a Colombia. El DT destacó los últimos 30 minutos del segundo tiempo, en los que Ecuador controló la pelota y presionó al rival.

Mientras que Francisco Arce, técnico de la selección paraguaya, destacó la actitud de sus dirigidos y el orden que desarrollaron en la parte defensiva. “La mayoría de los jugadores cumplió sus papeles para convertir esos goles”.

Lo negativo del encuentro es que el estadio Defensores del Chaco no se llenó. Cerca de 200 hinchas de Ecuador llegaron a Asunción.

Un primer tiempo de bajo nivel

En la primera fase el equipo de Quinteros tuvo 15 minutos con un nivel aceptable: los primeros 5 y los últimos 15. Intentó presionar cerca del área rival y profundizó su juego ofensivo por el sector derecho, pero sin claridad.  

Antonio Valencia intentó abrir espacios por su banda, pero no recibió el balón ni tuvo compañía. Mientras que por izquierda, recién en los últimos 10 minutos, Walter Ayoví y Énner Valencia buscaron hacer daño, pero se encontraron con una fuerte defensa albirroja.

El gol de Bruno Valdez (12’) -tras un error de comunicación entre Esteban Dreer y Arturo Mina- golpeó fuerte a los tricolores. Desde ese tanto hasta los 35’ Ecuador se desdibujó en el campo de juego y perdió las marcas, especialmente en tres cuartos de cancha, donde dejaron espacios para que los paraguayos desarrollen su estrategia.

En el último cuarto de hora y tras adelantar varios metros sus líneas, los ecuatorianos mejoraron en su producción y generaron al menos tres jugadas ofensivas. La más clara la tuvo Felipe Caicedo a los 41’, tras una combinación con Miler Bolaños; ‘Felipao’ quedó de frente al arco pero su remate fue desviado por la defensa al tiro de esquina.

Al terminar el primer tiempo, el saldo negativo no solo fue el 1-0 en el marcador, sino las dos amarillas que recibieron Christian Noboa y Miler Bolaños, quienes se pierden el siguiente encuentro ante Colombia, en el estadio Olímpico Atahualpa.

La ‘Tri’, mejor en los segundos 45

Ecuador mejoró su rendimiento en el segundo tiempo. Con los mismos hombres que terminaron la primera fase inclinaron la cancha a su favor y obligaron a los paraguayos a armar dos líneas de cuatro hombres para defenderse cerca del arco.

Nuevamente las acciones de la ‘Tri’ se concentraron por el costado derecho, por donde el ‘Toño’ tuvo más espacio y lució más activo.

Con la pelota en sus pies (57% de posesión, según Conmebol), el equipo ecuatoriano intentó ser más agresivo pero se demoraba en los pases. La falta de precisión en el medio campo provocó que Paraguay recuperase el balón y lograse el segundo tanto del encuentro.

Júnior Alonso pescó un rebote que dejó Dreer  y definió por encima del arquero para decretar -a los 19’- el gol de la victoria paraguaya.

A diferencia del primer tiempo, tras el gol los ecuatorianos no se desconcentraron y por el contrario buscaron el tanto del descuento. Mientras que los paraguayos volvieron a encerrarse en su campo para defender el resultado.

El ‘Toño’ Valencia y Paredes se entendieron mejor por el costado derecho y producto de una jugada colectiva nació el penal a favor de Ecuador. Un centro por ese flanco se estrelló en la mano de Alonso y el árbitro no dudó en decretar la falta.

Felipe Caicedo fue el encargado de ejecutar el penalti. Su potente remate cruzado no lo pudo detener Ántony Silva y se decretó el 2-1.

El gol le dio más dinamismo al equipo tricolor, que buscó abrir el juego por la banda izquierda.

El encuentro se tornó brusco en la media cancha, lo que generó que se pierdan varios minutos por las faltas. Al final el juez central tuvo que adicionar 4 minutos, pero no fueron suficientes para que Ecuador lograra el tanto del empate.

Tras el encuentro, Quinteros dijo que sus jugadores “cometieron  errores” que terminaron dándole facilidades al rival. “Los goles que nos hacen no son porque los rivales son superiores a nosotros, son errores de nuestra parte”. En la próxima jornada, que se disputará íntegramente el martes, Ecuador recibirá a Colombia en Quito; mientras que Paraguay se medirá al líder, Brasil.

Apenas se terminó el encuentro, el equipo tricolor retornó al país para preparar el encuentro del próximo martes ante Colombia. El grupo de jugadores y cuerpo técnico tenía previsto arribar esta madrugada a la capital ecuatoriana y quedar concentrado en la Casa de la Selección. El objetivo es que la plantilla tenga un día adicional de descanso, ya que si retornaba en vuelo comercial les tocaba hacer entre una o dos escalas.

En Quito se unirá al grupo el defensa de Emelec, Óscar Bagüí, quien reemplazará a Cristian Ramírez, que dejó la selección por una lesión. Por otra parte, ante la suspensión -por amarilla- de Noboa y Bolaños, Quinteros podría convocar a dos nuevos seleccionados. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: