Votos indecisos, ¿cómo conquistarlos?

Los mensajes no pueden seguir superficiales, que la gente necesita de certezas según expertos
11 de marzo de 2021 09:14

Un importante porcentaje de la población aún no decide su voto, a pesar de que restan pocos días para la segunda vuelta presidencial. Analistas electorales revisan sus mensajes y los medios que utilizan los candidatos para transmitir al electorado. Coinciden que, para llegar a los jóvenes, las estrategias que están utilizando, aún necesitan ser afinadas. 

Una carrera contra el tiempo tiene los dos candidatos que nos sorprenden con nuevos videos en las redes sociales. Holguer Guerrero, analista de Estrategias Comunicacionales aseveró que los mensajes no pueden seguir superficiales, que la gente necesita de certezas. “Cómo me va a sacar de la crisis, cuál será la perspectiva de vida que tendré en los próximos 4 años. Se están enfrascando mucho en Tik Tok en lugar de centrarse en lo que en realidad necesita la gente, soluciones a los problemas.”

Problemas como la reactivación económica, la salud y el empleo. Éste último cala mucho en los jóvenes quienes buscan insertarse en el mercado laboral pero aún es compleja la situación. De acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), 650 578 personas perdieron su empleo adecuado durante el año pasado y otras 401 305 estuvieron desempleadas en diciembre 2020.

Dayana León es Analista Electoral y asegura que las candidaturas tienen un gran desafío porque la juventud y las mujeres serán quienes escojan al próximo Presidente de la República. “Lo digo porque coincide con la población electoral entre los 18 y 34 años, que accede a las redes sociales, que tienen un contacto directo, por lo tanto, las candidaturas deben establecer estrategias comunicacionales en tiempos digitales que sean efectivas para captar esos votos.”

Las redes sociales ahora tienen un tinte político cuando observamos que las propuestas de los candidatos están en este nuevo escenario. Para Verónica Carrillo, directora nacional de Juventudes de la Izquierda Democrática, considera que los candidatos están desesperados por captar ese voto joven. “Siento que la relación que tenemos con los dos candidatos es demasiado tóxica, los unos contra los otros. El voto tiende a ser una obligación porque no sentimos que nos representa ninguno, por lo tanto, ya no lo hago con pasión ni convicción, y ya no voy a creer en ese próximo Gobierno.”

Sostiene que la estrategia de comunicación digital que funcionó para un candidato no necesariamente debe calzar para otro. “Si se disfraza para poder encantar a otras personas por un voto, no será sincero durante su mandato. Les falta sinceridad, la gente está agobiada con tanta mentira y corrupción.”

Los analistas aseguran que el mensaje debe calar mejor en el electorado. “Más allá de las estrategias digitales, de cómo se transmita el mensaje, de la plataforma que usen ya sea Facebook, Tik Tok, Instagram, el problema radica en cómo se transmite el mensaje y cómo este mensaje convence al electorado”, dijo León. El estratega de comunicación, Holguer Guerrero precisó “no puedes cambiar de la noche a la mañana un imaginario.”

La población de jóvenes indecisos aún no encuentra al candidato que pueda entender su realidad, sus necesidades y prioridades. Verónica Carrillo afirma que el voto debe ser responsable en función de analizar las propuestas, no en función de que si el voto es útil o no. “No les podemos obligar a los jóvenes a votar por una persona que no les representa, debemos aceptar esa realidad y reflexionar como sociedad en qué estamos fallando. Los jóvenes hacemos escuchar nuestras voces, las redes sociales han sido eco de nuestras protestas, y las calles también nos han escuchado. Debemos exigir a los candidatos que cumplan con lo ofrecido, no por un tema de moda, sino por convicción e ideales.”

Y aunque la estrategia de los dos candidatos se haya volcado a las plataformas digitales, es necesario prestar atención a la cercanía que están teniendo con el electorado, a no descuidar el contacto con la gente.  Según Dayana León “la mejor estrategia debe ser dual, tanto en redes sociales y como presencial. Nos encanta la cercanía, escuchar mensajes, abrazarnos con las diferentes propuestas y emociones. Deberán combinar las dos acciones con los potenciales electores.”

Además, los analistas aseguran que no deben confiarse en los votos alcanzados por otros excandidatos. “Creemos que los votos son endosables. Yo no creo que así sea. La militancia sigue cuando está el líder, cuando no aparece en papeleta la cosa cambia”, precisó Guerrero.

Al contrario, se debe pensar en estrategias que agrupen ideas comunes y que enriquezcan su plan de Gobierno para que la población pueda sentirse identificada.  “La comunicación política cambió, y ahora estos jóvenes, por ejemplo, los Yasunidos, los ecologistas, las mujeres, están buscando comunicación disruptiva, ya no quieren más pelea, y ellos continúan en la pelea, en lugar de hacer otras cosas como de empoderamiento.”

Carrillo indicó que la política no se hace desde el odio, se hace desde la base más preciada que es el amor, la colectividad, la justicia social, la libertad. Que la mal llamada “generación de cristal” no es nada más que jóvenes más humanos, más empáticos, más solidarios, que quieren ser escuchados.

Sostienen que el próximo debate presidencial será primordial para conocer más a fondo al candidato y a las propuestas, que será un buen termómetro para observar por donde se inclina la balanza.

Contenido externo patrocinado