El voto indígena, ¿hacia dónde podría orientarse en una segunda vuelta?

Gran parte del 19,34% de votos por Pachakutik pueden convertirse en votos nulos advierten expertos.
02 de marzo de 2021 22:20

Las impugnaciones presentadas por el movimiento Pachakutik en el Consejo Nacional Electoral, CNE, no han cambiado hasta el momento, el escenario electoral para la segunda vuelta. El candidato de UNES, Andrés Arauz y el de CREO, Guillermo Lasso, disputarían la Presidencia de la República en una segunda vuelta.

El presidenciable del movimiento indígena, Yaku Pérez, confía en que la impugnación subjetiva exigiendo la apertura y recuento de 20.050 actas le dará el paso a segunda vuelta. “Si recontando 31 actas hemos recuperado 612 votos, imagínese cuántos podemos recuperar, si permitieran la apertura de 20 mil”, señala.

Sin embargo, en esta ecuación olvida que la votación es diferente en cada sitio del país y que estos números se obtienen precisamente de las actas con “novedades”; y que, de las 7 mil que presentaron ante el CNE, 31 representa, algo más del 0,44%. Sin embargo, Pérez espera una respuesta positiva del Tribunal Contencioso Electoral, TCE.

Si estos recursos no cambian los resultados de la primera vuelta, ¿qué sucederá con el electorado indígena, de cara a un balotaje sin Yaku Pérez? ¿Quién puede conquistar ese electorado?

Según los datos oficiales del CNE, Pérez obtuvo el favor del 19,39% del electorado a escala nacional. Las dos provincias donde alcanzó una mayor cantidad de votos son Morona y Bolívar, con 52,08% y 47,92%

Los mejores números los consiguió Arauz en Manabí y Esmeraldas, donde obtuvo el 52,22% y el 44,26% respectivamente; mientras Lasso obtuvo su mayor votación en Galápagos y Pichincha. El 33,71% y el 25,86% respectivamente.

Rupturas coyunturales y fracturas históricas

Los líderes de Pachakutik aún se encuentran peleando la posibilidad de llegar a segunda vuelta, pero de no lograrlo, es muy difícil que se pronuncien en respaldo a cualquiera de las dos candidaturas.

Es complejo hablar de un diálogo con el correísmo, pues durante el Gobierno de Rafael Correa, las tensiones fueron de diversos tipos. Persecución judicial a sus líderes, discursos confrontativos, división de sus organizaciones, imposición de políticas extractivistas, entre otras.

Salvador Quishpe, líder histórico del movimiento indígena y asambleísta electo por Pachakutik asegura que no votará por un candidato que representa una década de “saqueo a los recursos públicos, corrupción y atropello a los pueblos y nacionalidades indígenas”.

¿Significa que es más factible un voto por Lasso, en contra del correísmo? No, necesariamente.

Quishpe asegura que la banca pública y privada es culpable del estancamiento de la producción ecuatoriana, por lo que se ha generado riqueza para unos pocos, a cambio de tener una economía de subsistencia para muchos. “No me motiva votar por el representante de la banca que le ha negado la posibilidad de desarrollo al sector productivo del país” recalca.

El docente universitario León Espinoza señala que un factor emotivo que estará presente en esta segunda vuelta es la pugna que se generó por el segundo y tercer puesto de esta primera vuelta. “Los discursos de que habría un fraude con el que se le habría beneficiado a Lasso distancia a los votantes de Yaku con el candidato de la derecha”.

Esta ruptura, luego de un intento de diálogo fue evidente el pasado 17 de febrero, cuando en una rueda de prensa, visiblemente indignado, Pérez dijo: “Ni sueñen que en segunda vuelta apoyaremos a Lasso”, a pesar de que días antes había hablado de la necesidad de acabar con el correísmo como sistema de persecución, caudillismo, imposición y corrupción.

Paradoja

Espinoza asegura que gran parte de este voto expresará su inconformidad con un voto nulo, y la otra fracción del electorado, bien podría beneficiar en mayor cantidad al candidato Arauz, que a Lasso. “La CONIAE se forma en los años 90 como movimiento de izquierda, contestatario; su origen ideológico y su memoria histórica puede favorecer a una tendencia que esté más próxima a su discurso,” resalta el académico. (I)

Te recomendamos

Las más leídas