El debate presidencial de segunda vuelta, ¿una oportunidad para elevar el nivel de la discusión?

El debate podría evidenciar quién está preparado para gobernar y conquistar a los indecisos
07 de marzo de 2021 00:00

El debate presidencial obligatorio para la segunda vuelta será el próximo 21 de marzo de 2021 tal como lo anunció el Consejo Nacional Electoral, CNE.

Según los expertos consultados por El Telégrafo puede ser una excelente oportunidad para sacar de la “zona de confort” a la opinión pública y elevar el nivel de la discusión, que hasta el momento se ha centrado en el color de los zapatos del candidato, o si usa o no Tik-Tok.

Hay una variedad de temáticas importantes del debate político y social ecuatoriano, pero en este primer artículo se abordará dos: ¿Qué preguntas deben responder los candidatos en el tema económico y democracia e institucionalidad?

Economía

Más allá del maniqueo discurso de eliminar o continuar con la dolarización, hay aspectos que pueden ayudar a mantenerla o desmantelarla. Por lo tanto hay temas imprescindibles en este debate afirma economista y catedrático Santiago García.

Para reactivar la economía es necesaria una mayor inversión detalla García; y para tener una mayor inversión hay que racionalizar los costos financieros. La pregunta, según el catedrático, sería:

¿Estarían dispuestos a impulsar un pacto social y financiero para que, en conjunto con la banca (incluido el sistema cooperativo) se llegue a acuerdos para reducir los costos financieros?

Solo 3 de cada 10 ecuatorianos tiene un empleo de adecuado. Es decir, 7 de cada 10 está subempleado o desempleado; por lo que es imprescindible una reforma laboral. ¿Hacia dónde debe ir esta? ¿Rigidez o flexibilidad? García señala que la pregunta debería ser:

A fin de llevar a cabo las reformas laborales, ¿están dispuestos a escuchar a la gente que no está sindicalizada, al sector de los emprendedores, los jóvenes, etc.?    

Otro tema fundamental que el experto señala es la posibilidad de pensar una reforma tributaria:

¿Apoyarían una posible reducción o mantenimiento de impuestos a la renta a las empresas, a cambio de un mayor impuesto a la renta de las personas de mayores ingresos, y posiblemente un impuesto al patrimonio?

García señala que todas las medidas tienen como presupuesto mínimo un eficiente programa de vacunación contra el covid-19 como primer elemento y segundo la posibilidad del diálogo entre los diferentes sectores. Afirma que la imposición no es positiva para lograr los fines de estabilidad y crecimiento que se buscan.

Democracia e institucionalidad

La politóloga Arianna Tanca asegura que una de las causas de la crisis que vive el Ecuador es la débil representación política, es decir, la distancia que existe entre el gobernante y el ciudadano. “Por eso decimos que ningún político me representa, no confiamos en las instituciones, ni en los partidos. Básicamente el vínculo de confianza de la ciudadanía con lo público está roto.”

La Constitución prevé varios mecanismos para que la información y participación en las decisiones de las diferentes instancias de gobierno, como la silla vacía o las veedurías, entre otras. Tanca señala que la representación política “es una calle de dos vías, la fomenta la autoridad y la aprovecha el ciudadano”. Por lo tanto la pregunta en este aspecto sería:

¿Qué harían, señores candidatos, para incluir a la ciudadanía en la toma de decisiones fundamentales? ¿Qué herramientas están dispuestos a usar para convocar a esta participación?

Tanca señala que debe existir un debate real, no lo ocurrido en primera vuelta, que tuvo exposiciones deshilvanadas e incoherentes; y más allá de cuestionar si la corbata era la adecuada, o llevaba los zapatos correctos; o el candidato sonrió a la cámara, lo fundamental, será que los votantes puedan sopesar las propuestas. “Queremos un contraste de ideas,” resaltó. (I)

Te recomendamos

Las más leídas