Candidatos presidenciales. ¿Hacia dónde irán los discursos?

Ambos candidatos tienen el reto de conquistar un electorado que no votó por ellos.
25 de febrero de 2021 00:10

Sin sorpresas. Así afirma el comunicador y docente universitario, Marcel Merizalde, que serán los discursos en la segunda vuelta de las Elecciones Generales en Ecuador 2021. “Hay que hacer lo contario de lo que se estuvo proyectando anteriormente como candidato.”

Si las impugnaciones presentadas por el candidato de Pachakutik, Yaku Pérez, no alteran los resultados oficiales proclamados por el Consejo Nacional Electoral, CNE, quienes disputarán la segunda vuelta electoral serán Andrés Arauz, de Unión por la Esperanza, UNES y Guillermo Lasso de la alianza CREO y Partido Social Cristiano, PSC.

El sociólogo y catedrático Simón Ordoñez señala que para esta segunda vuelta las campañas se centrarán en desactivar rechazos emotivos primarios. “Yo no voto por un banquero, por ejemplo. La retórica estará en la lógica de explicar cuál es el rol de un banquero en la sociedad, el hecho de poder hacer una transferencia u otorgar microcréditos que benefician a la sociedad y evitan caer en el chulco, entre otros temas”, explica Ordóñez.      

¿Qué discurso usará Arauz de cara a esta segunda vuelta?

El 17 de febrero pasado el candidato del correísmo mantuvo una reunión con directivos del Fondo Monetario Internacional, FMI. Según Merizalde ese es un mensaje al electorado. “Se busca transmitir estabilidad, mantenimiento de la dolarización y respeto a los acuerdos firmados por el Gobierno ecuatoriano con entidades internacionales.”

De cara a la segunda vuelta a realizarse el 11 de abril próximo el candidato profundizará su discurso de la productividad, de diálogo con los sectores empresariales, según el experto. “El candidato ya está conversando con los sectores de izquierda más recalcitrantes del país, pero también con los sectores más conservadores.”

¿Cercano o lejano de Rafael Correa?

Para la abogada y activista, Silvia Buendía, Arauz necesita alejarse de los discursos de odio, autoritarismo, machismo, misoginia del caudillo Rafael Correa. Este distanciamiento debe ser lo suficiente para ganar una parte del electorado, pero no demasiado porque hay una sombra del discurso de traición que han usado durante los cuatro años de Gobierno para referirse a Lenín Moreno. “Me parece que no le va a alcanzar con convocar al diálogo a sectores indígenas y votantes jóvenes mientras Rafael Correa sigue denigrando al excandidato Xavier Hervas o hay una campaña contra Yaku Pérez asegurando que no es indígena.”

El candidato Arauz camina en una cuerda floja llamando al respeto a la libertad de expresión, mientras el legado del correísmo es de 10 años de confrontar y acusar a la prensa y perseguir a periodistas señalan los expertos.

La comunicadora política Carolina Arias señala que la estrategia de Arauz será mostrarse como un demócrata y respetuoso de la ley, “y para ello debe alejarse de la figura de Correa. Paradógico, porque ahí está su principal capital político,” subraya.

La estrategia de Guillermo Lasso

El principal obstáculo de Lasso será vencer aquello que nos dijeron 10 años a través de todos los medios de comunicación: “está mal votar por un banquero” señala Buendía. “Hay votantes que vivieron toda su niñez y juventud escuchando las adoctrinadoras sabatinas y cambiar ese chip es un reto”, recalca.

Merizalde señala que el discurso conservador de Lasso ha sido antagónico con los grupos feministas, de derechos humanos y ahora intenta acercarse a ellos a través de una narrativa de diálogo e inclusión. “Es la ejecución del manual de campaña electoral, es decir trate de ser empático con aquellos que no votaron por usted. Y esto se profundizará en las próximas semanas”.

Arias señala que si bien la intención de abrirse al diálogo es positiva se cometen errores discursivos al usar frases como idelogía de género. “Es una forma lejana y estigmatizante del discurso. La intención de acercarse es positiva, sin embargo aquello no le alcanzará, si en serio no se sienta a dialogar y llega a compromisos. No le alcanzará con poner a personas indígenas en sus ruedas de prensa. Se necesita un diálogo real y no una instrumentalización.”

De las publicaciones en redes sociales se puede evidenciar que el discurso del candidato de CREO se ratifica y usa las temáticas de generación de empleo, respeto a la democracia y apertura de la economía para atraer a la inversión extranjera.

Pero también se pueden ver mensajes convocando a la inclusión y a la participación juvenil.

Buendía resalta que los candidatos tienen el desafío de ganar a un electorado joven, de mujeres, inteligente y que le preocupa el medio ambiente. Los diálogos y compromisos tienen que ser reales. “Me parece muy positivo que Lasso y sus asesores se hayan dado cuenta que sin mujeres, sin feminismo, sin organizaciones de derechos humanos, sin grupos GLBTI, y activistas por los derechos de la naturaleza no le va a alcanzar para ser Presidente de la República.”

Te recomendamos

Las más leídas