Segunda vuelta de las Elecciones Generales: Los cuatro errores a corregir

Las autoridades deben fiscalizar y controlar el origen y uso de la inversión en campaña, según Oleas
11 de marzo de 2021 00:10

El 11 de abril próximo se realizaría la segunda vuelta de las Elecciones Generales 2021. Esta cita democrática definirá quién gobernará al Ecuador los próximos cuatro años. También será una oportunidad para que el Consejo Nacional Electoral, CNE, corrija aspectos organizativos según expertos consultados por El Telégrafo.

Conteo rápido

Según el experto electoral, Fausto Camacho, el CNE puede contratar un conteo rápido que le permita a la autoridad conocer tendencias y cifras aproximadas, pero fue un error “haber hecho públicos los resultados de este conteo rápido en la primera vuelta. Ojalá la experiencia sea suficiente consejera para que no se repita; no para la segunda vuelta, sino ¡nunca más!” enfatiza.

Los datos que se hicieron públicos del conteo rápido el 7 de febrero pasado evidenciaban dos aspectos: Andrés Arauz, candidato de UNES, no lograba los votos suficientes para ganar en primera vuelta, es decir había la necesidad de organizar un balotaje; y, Guillermo Lasso, de CREO, la disputaría.

Sin embargo, la distancia de votos entre el segundo y en tercer lugar era mínima. El candidato de Pachakutik, Yaku Pérez remontó al segundo lugar. Finalmente, cerrado el escrutinio y las actas con “novedades” se confirmó que el balotaje sería entre Arauz y Lasso.

Este hecho generó dudas y reclamos por parte del candidato Pérez, que incluso planteó una demanda de tipo penal por “fraude electoral” en la justicia; y en  el ámbito electoral una impugnación subjetiva en el Tribunal Contencioso Electoral, TCE.

Este hecho, que generó incertidumbres sobre la transparencia del proceso, podía haberse evitado, según Camacho.

Control de gasto electoral

El Código de la Democracia desde el artículo 202 al 236 le otorga amplias y detalladas atribuciones al CNE para controlar, fiscalizar y realizar exámenes de cuentas en lo relativo al monto, origen y destino de los recursos que se utilicen en las campañas electorales. Sin embargo, según el experto electoral Medardo Oleasnada de este control se ha realizado, y es público y notorio los millones que se están invirtiendo en la campaña electoral y naturalmente esto afecta a la credibilidad de un sistema que debería basarse en la confianza en los candidatos, más que en la inversión que realizan,” recalca Oleas.

El experto afirma que el hecho de que se permita el abuso de inversión o inversión de fuentes irregulares “trae consecuencias graves”.

¿Qué mecanismos de control podría ejercer el CNE? El Código de la Democracia en la última reforma, por ejemplo, dispone a presentar a los candidatos un presupuesto previo y a declarar las contribuciones y gastos a través de cheques.

A inicios de febrero pasado la revista colombiana Semana hizo pública la denuncia de un supuesto aporte a la campaña de Andrés Arauz, por parte del grupo irregular ELN por $80. 000 de acuerdo a los archivos obtenidos de la computadora del líder guerrillero Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel, abatido en Colombia en octubre de 2020.

La Fiscalía de Ecuador recibió documentación de su par colombiana e investiga el caso, pero hasta el momento el organismo electoral, no ha hecho público el inicio de ninguna investigación al respecto.

Transparencia de los integrantes de la JRV

El artículo 127 del Código de la Democracia establece que  “el acta de instalación y el escrutinio será suscrita por triplicado por todos los vocales de la Junta Receptora del Voto, JRV”.

Según Camacho, durante la primera vuelta se presentaron muchos errores en el llenado de los datos de los integrantes de las JRV. “No tenían la firma, o el nombre, o el número de cédula de los integrantes. De tal manera que ni siquiera el CNE tenía información clara de quién cumplieron y quiénes no con su responsabilidad de ser parte de la JRV. Esto es algo que se debe enmendar.”

Capacitación a los integrantes de la JRV

Para la segunda vuelta electoral será más sencilla la sistematización de los datos para los integrantes de las JRV por varias razones. Hay una experiencia del proceso de primera vuelta, las papeletas ya no son numerosas; ya no hay papeleta de asambleístas, ni parlamentarios andinos y los candidatos presidenciales ya no son 16, sino solo dos.

A pesar de este hecho, Oleas asegura que en el tiempo que queda para la realización de la segunda vuelta, el CNE debe poner mucho esfuerzo en capacitar a los integrantes de las JRV. “Esto permitirá tener menor cantidad de errores en el llenado de actas. En Ecuador hay más 270 mil personas que constituyen las Juntas; ellas son las encargadas legalmente de realizar el escrutinio de los votos. Ahí está la garantía de la democracia y la transparencia electoral.”, recalca. (I)

Contenido externo patrocinado