Andrés Jaramillo: "El populismo es totalitarista y un riesgo para el Estado de derecho y la democracia"

La responsabilidad de los ciudadanos no termina al dar nuestro voto. Más bien comienza.
02 de marzo de 2021 00:00

Andrés Jaramillo, padrino de la marca de la UNIR, magíster en Comunicación y Marketing Político por la Universidad Internacional de la Rioja y en Periodismo Digital por la Universidad de las Américas, conversó con este Diario sobre las elecciones nacionales,  la solicitud de recuento de votos derivó en un ataque racista al candidato presidencial de Pachakutik, Carlos Pérez, que conquistó el voto de las feministas, ambientalistas y jóvenes.  También sobre cómo lograr un pacto social en este país polarizado, así como los nuevos liderazgos y el populismo que destruye la democracia.

El pedido de recuento de votos en las elecciones del 7 de febrero terminó de la peor manera y sacando lo peor de los ecuatorianos. Hay un ataque racista en contra de Yaku Pérez, de Pachakutik, el brazo político de la Confederación Nacionalidades de Indígenas del Ecuador. ¿Cuál es la explicación a esto?

 Ante la ausencia de argumentos para desacreditar a Yaku Pérez, el correísmo optó por los ataques racistas. Es un guion repetido que caracterizó el mandato del expresidente Rafael Correa: la exacerbación del odio como herramienta política.

 Somos una sociedad a la que le falta entender que el reconocimiento del otro como sujeto de derechos es un requisito indispensable para el progreso.

Definirse como indígena es una especie de racismo que separa a los hombres por el color de su piel. ¿Acaso es obligatorio la definición de indígena, venezolano o negro, aunque el gobierno autoritario del correato inventó la palabra afroecuatoriano, que no existía en este país?

En política, así como en cualquier otro ámbito, lo correcto es que cualquier persona tenga el mismo acceso, derechos y responsabilidades independientemente de su etnia, edad, género o condición. La palabra afroecuatoriano se devalúa cuando se usa como parte de un discurso populista y no como una oportunidad para que, desde el lenguaje, se promueva la inclusión y el reconocimiento a la diversidad. 

Muchos se irritan porque un indígena se case con una extranjera, o cuando exhibe títulos de postgrado o cuando es de clase media y habla fluidamente el español, dice el PhD en Historia Galo García Valarezo. ¿Qué hacer para evitar esto?

 En las nuevas generaciones radica la esperanza. En la medida en que aportemos desde cada instancia para que los niños y jóvenes crezcan y se formen sin complejos ni prejuicios habremos dado los   primeros pasos necesarios para pensar en la construcción de una sociedad mejor.

 

Pérez tuvo votación de los jóvenes, de las mujeres, de los ambientalistas, del Partido Socialista. Representaba una esperanza antes de decir que hay fraude electoral. Pero dijo que “ni sueñen con que apoyará a Lasso en la segunda vuelta”. Eso dio al traste con la posibilidad de llegar a una unidad, ¿por qué resulta tan difícil unir a los líderes políticos en un país como Ecuador?

Falta inteligencia emocional y madurez política en nuestros líderes. También hay mucho desconocimiento jurídico. Intentaron saltarse los procesos al pretender hacer un reconteo antes de la proclamación de resultados. El Consejo Nacional Electoral es el verdadero responsable. No tuvo la capacidad técnica ni el capital político ni ético para pensar que era posible un acuerdo.

 

El observador electoral español a las elecciones por UNES, Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos que trabajó con Neurona Consulting, escribió comentarios racistas en contra de Yaku Pérez, respecto al cambio de su nombre. ¿Cómo mira esto?

Sigue el libreto del correísmo. Una reciente investigación de Código Vidrio detalla cómo esa empresa opera en varios países para apuntalar y articular campañas electorales del correísmo, de López Obrador, en México; de Nicolás Maduro y Pablo Iglesias, en España a través de acciones cuestionables y a cambio de jugosos contratos.

Monedero y Neurona Consulting son investigados por la Justicia española por supuesta malversación en el gasto electoral de Unidas Podemos. Según un diario Vozpopuli, Neurona consiguió un contrato de $10 millones de dólares para la campaña del candidato del correísmo, Andrés Arauz. 

Eso explica por qué los españoles de Podemos defienden tanto a Correa y a su candidato Arauz. Recordemos que integrantes de esa organización política española fueron consultores en el gobierno de Correa, por ejemplo, el mismo Monedero hizo una consultoría para crear la moneda única bolivariana a  Nicaragua, Venezuela, Ecuador y Bolivia por la que cobró $481.000.  Otros fueron funcionarios de alto nivel jerárquico salarios altos entre $4000 y $5000; y algunos se quedaron en Ecuador y siguen trabajando con ellos. Hay una relación económica y supuestamente ideológica porque ambos se autodefinen como "izquierda".

 ¿Cómo conseguir un nuevo pacto social que deje de lado la polarización y la intolerancia de los últimos 15 años?

Cabe una renovación urgente y un cambio de ‘chip’ de los líderes políticos. En las últimas elecciones vimos que emerge un electorado joven que busca nuevas opciones y que están pidiendo que los escuchen. Les preocupa temas vinculados al ecologismo, el feminismo y derechos digitales.

 

En Ecuador tiene un camino para dar oportunidad a nuevos actores políticos y elegir no por miedo o por una campaña negativa, sino para beneficio de todos. ¿Cómo mira esto?

Sí. Las últimas elecciones lo demostraron. De los cuatro candidatos que más votación obtuvieron, dos no representan a la dicotomía correísmo versus anticorreísmo. Y se nota que hay una tendencia a aceptar mejor las propuestas de centro a la izquierda

Las crisis económicas, la falta de representatividad, la profundización de los problemas sociales son un caldo de cultivo, porque el populismo capitaliza la desesperanza a su favor. En Ecuador, los errores en materia económica y política del actual Gobierno han sido proporcionales al crecimiento del correísmo.

 

¿El populismo hace daño a la democracia?

 Absolutamente. Es una amenaza a las libertades de todo tipo; económicas, sociales, políticas. El populismo es totalitarista y un riesgo para el Estado de derecho y la democracia.

 

¿Qué hacer para que el poder no envanezca a las autoridades que terminan con gobiernos autoritarios?

Defender la alternabilidad. El poder es como el licor. Si no se sabe cómo gestionar y cuándo parar, este embrutece. La participación de la ciudadanía es igual de importante. La responsabilidad no termina al dar nuestro voto. Más bien comienza. Es nuestra responsabilidad pedirle cuentas de forma permanente a nuestros representantes.

 

Te recomendamos

Las más leídas