El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.21/Abr/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

La vacuna es una prioridad regional

17 de marzo de 2021 00:00

Dos llamados. Eso hizo el presidente Lenín Moreno durante su participación en el Foro Prosur de ayer.
El primero fue a los organismos financieros internacionales para que analicen ampliar los cupos para préstamos a la región y fortalecer el sistema sanitario.

Expuso datos sobre la crisis económica causada por el coronavirus. Según el informe de 2020 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), antes de la pandemia el 25% de la población estaba en situación pobreza. Ahora esa cifra es del 50% en extrema pobreza, pobreza y estratos bajos no pobres.

El primer Mandatario ecuatoriano alertó que la pobreza podría aumentar drásticamente si se prolonga el aislamiento y la estrategia epidemiológica no está acompañada con políticas de reactivación económica.
Pidió actuar en bloque porque los países miembros de Prosur coinciden en necesidades y urgencias, incluso antes del embate de la pandemia. La lucha contra la pobreza, el desempleo y las desigualdades viene hace tiempo atrás, pero con la llegada del covid-19 sus efectos impactaron a la región.

Según él, el desarrollo post-covid de los países requiere el apoyo de los organismos internacionales, acceso a créditos y asistencia financiera. La región debe trabajar con el BID y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

El aporte de esos multilaterales sirvieron para sostener la economía. Ecuador recibió más de $7.000 millones.

También $706 millones del BID para fortalecer el sistema sanitario, salvar vidas y empresas, mantener empleos y garantizar la protección social.

Pidió a los organismos financieros internacionales analizar una ampliación de los préstamos en condiciones favorables y con garantías. Sugirió una opción: otorgarlas fuera del cupo del multilateral, por un monto sin excesivo riesgo, pero que permita captar recursos adicionales.

Esto estaría de acuerdo con mantener las medidas de flexibilidad e inmediatez que implementaron como respuesta a la pandemia y considerar las necesidades específicas de la región.

El segundo llamado fue para insistir en el acceso universal, equitativo y oportuno a la vacuna contra la covid-19 y reconocerla como un bien público global.
La vacuna es una prioridad regional.

Te recomendamos

Las más leídas