La Seguridad Social de la Fuerza Pública no requiere proselitismo

- 08 de agosto de 2016 - 00:00

El alto mando militar se ha reunido con las principales autoridades y está al tanto de la real situación de su seguridad social. Por lo mismo, no hace falta un debate político al respecto ni mucho menos el uso proselitista que hace cierta prensa, oficiales en servicio pasivo y tampoco un banquero con sus cuentas en paraísos fiscales.

¿Qué hace falta? Sobre todo absoluta sensatez. No se puede ni se debe jugar con las cifras, los privilegios ni tampoco con el dinero de todos los ecuatorianos. Es hora de saber y definir hasta dónde alcanza lo que se tiene para sostener la seguridad social para todos y no solo para unos pocos. Y si eso implica reforma, pues toca. Eso sí, hay un límite: la garantía del derecho de igualdad que conlleva una complejidad jurídica, pero sobre todo despojarse de ciertas prebendas o supuestos “derechos ganados”.

Tal como está diseñado el sistema de seguridad social para la Fuerza Pública no tiene futuro y conlleva inequidades. Por lo mismo el debate debería eliminar politiquería de parte de uno que otro oficial en servicio pasivo (que seguro será candidato el 2017) y pensar en una solución sensata. (O)