América Latina es un territorio (pleno) cargado de significados

17 de marzo de 2013 - 00:00

Los ojos del mundo no necesitaron de la elección de un Papa argentino para mirar a Latinoamérica. La realidad de nuestro territorio ha estado cargada de múltiples significados, realidades diversas, culturas heterogéneas, y de  pensadores y pensadoras que han puesto en quiebre varios “principios” que se asumían como hechos concretos e indiscutibles en el concierto mundial de Occidente, lo que ha obligado a prestar especial atención a los acontecimientos que se viven por acá.  

Desde la mirada foránea, y muchas veces colonizadora, se ha pretendido atomizar a las culturas  latinoamericanas como una simple manifestación de  folclorismo.  Este fenómeno responde a la consolidación histórica  de un modelo hegemónico de poder, en el cual,   el cocimiento que se (re)producía desde Europa Occidental  y, a partir del siglo XIX,  en  Estados Unidos, era el válido y “legítimo”.

Sin embargo, desde la colonización, la producción de pensamiento generado en el territorio que hoy conocemos como América Latina, ha tenido un peso considerable en el mundo. Solo basta recordar al Inca Garcilaso de la Vega y Guamán Poma de Ayala en Perú, que produjeron textos donde se exponía la  cosmovisión de algunas civilizaciones amerindias.

También, contamos con la presencia   de Sor Juana Inés de la Cruz, quien entendió tempranamente  las asimétricas relaciones de poder entre  hombres y  mujeres, y supo exponerlas (denunciarlas) en su espacio de creación literaria.

Después, se consolidaría desde  finales del siglo XIX y durante todo el XX, un discurso que buscaba la integración regional. Varios  pensadores impulsaron la búsqueda de una imagen de unidad cultural,  que devino en el afán de consolidar la “identidad latinoamericana”. Autores que destacan en este fundamental momento histórico, que obligó a repensar las formas en cómo se organizaban las naciones, fueron: José Martí con la idea de “Nuestra América”, el uruguayo José Enrique Rodó, el intelectual mexicano  José Vasconcelos, quien abogó por construir un pensamiento que considerara la cosmovisión indígena en la complejidad del mestizaje, José Carlos Mariátegui que produjo decisivos  análisis de la sociedad peruana incorporando el  modelo dialéctico marxista, entre otros.   

América Latina no solo se hace evidente en el escenario internacional  por el  acontecer de hechos  coyunturales. Es un territorio que ha aportado (y lo sigue haciendo) al mundo con nuevas formas de entender y desarrollar la vida.

Un ejemplo claro e irrefutable de esta aseveración,  tomando el caso ecuatoriano como ejemplo, es que actualmente somos los únicos en el mundo que tenemos impreso en nuestra Constitución un nuevo paradigma de desarrollo sustentado en el  Buen Vivir, la Interculturalidad y la Plurinacionalidad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: