Quiñónez dio el salto a Europa en solo cuatro años

- 04 de octubre de 2019 - 00:00
El exjugador de Aucas Jhonny Quiñónez se vinculó al Willem II Tilburg de Holanda por dos temporadas a préstamo sin opción de compra. En esta escuadra ya debutó en la primera división y continúa con el proceso de adaptación.
John Guevara / ET

Con 17 años el volante quiteño debutó en Deportivo Azogues, pero fue en Aucas donde alcanzó su mejor nivel y con 21 se convirtió en jugador del Willem II de Holanda.

En las improvisadas canchas de tierra del cantón esmeraldeño de San Lorenzo, el pequeño Johnny Quiñónez conoció las bondades del fútbol, deporte que ahora lo tiene jugando en Europa, luego de cuatro años como profesional.

El mediocampista inició su carrera impulsado por sus padres Viviana Ruiz y Johnny Quiñónez, quien también fue futbolista en Deportivo Quevedo, Universidad Católica y Éspoli. Norteamérica fue el primer club que defendió en las categorías juveniles.

Pero fue en Deportivo Azogues donde debutó como profesional en 2015, con 17 años. Pasaron dos temporadas y se vinculó a Aucas, donde el profesor Luis Gustavo Soler le dio la oportunidad de estrenarse en la máxima categoría del fútbol nacional.

“Cuando llegué a Aucas (diciembre de 2017) Jhonny y Diego Palacios (otra de las promesas locales) habían aportado para el ascenso de la Serie B a la A y les dimos la oportunidad de jugar en primera división”, contó a EL TELÉGRAFO el adiestrador argentino.

Soler dirigió a los “orientales” hasta mediados de año. El también comentarista deportivo mencionó que tanto Quiñónez como Palacios se fueron consolidando dentro del equipo titular y “ahora los vemos a ambos jugando fuera del país”.

Si bien se inmiscuyó en el balompié en Esmeraldas, Quiñónez nació en el barrio quiteño de Chimbacalle, en el sur de la capital, el 11 de junio de 1998. A ese sector de la ciudad volvería para triunfar con los “amarillos”, con los que marcó 10 goles en 92 partidos.

Antes de lograr la estabilidad con los “oro y grana” fue convocado por Javier Rodríguez a la selección nacional sub-20 que disputó la Copa del Mundo de la categoría en Corea del Sur 2017.

El actual estratega del combinado sub-17, que participará en el Mundial de Brasil en noviembre, se animó a dar su opinión a este Diario sobre Quiñónez. “Él tiene algo que no se puede mejorar, que es un buen somatotipo, además de ser un jugador muy rápido y resistente, que se necesita para el fútbol actual. Aparte de un buen remate de fuera del área”, añadió.

Esa experiencia con la Tricolor sub-20 fue la primera defendiendo al combinado de la Mitad del Mundo y dos años después tendrá la oportunidad de jugar en la absoluta, tras la convocatoria recibida por Jorge Célico, para el partido amistoso ante Argentina, este 13 de octubre en España.

Uno de los mejores amigos que le dio el fútbol a Johnny fue su excompañero en Aucas Alexander Alvarado, quien manifestó que se llevan muy bien, al igual que con “(Diego) Palacios, somos amigos y ojalá que podamos conversar en la selección”.

El cuadro holandés se hizo eco del primer llamado del ecuatoriano a la absoluta. “Eso es bastante notable, porque todavía tiene que acostumbrarse al club de Tilburg. Solo jugó 26 minutos en la actual campaña 2019-2020.

Quiñónez se ahorra un largo viaje, pues se unirá directamente en España al equipo de Célico. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: