Ayoví se plantea el reto de destacar en China

- 03 de marzo de 2018 - 00:00
Jaime Ayoví, delantero de 30 años, está completamente adaptado a la Superliga de China, según afirmó en una entrevista con la agencia EFE.
Foto: EFE

El delantero ecuatoriano marcó más de una veintena de goles que ayudaron al Beijing Renhe a lograr el ascenso a primera categoría

Después de acabar la temporada siendo el tercer máximo goleador de la segunda división china, el futbolista ecuatoriano Jaime Ayoví llega ahora a la Superliga, convencido de que su equipo estará a la altura de la máxima competición del gigante asiático.

“Sabemos que es una etapa muy complicada, ya que todos los equipos son muy fuertes, pero estamos convencidos del trabajo que venimos realizando y vamos a estar a la altura”, le comentó a EFE en una entrevista.

Un año después de su fichaje por el Beijing Renhe y tras haber marcado en la temporada, una veintena de goles que ayudaron a su equipo a lograr el ascenso, el delantero de 30 años está muy ilusionado con su salto a primera división.

“En todo el equipo estamos muy felices de estar en la Superliga. Fue un año maravilloso el del ascenso, pero ahora empezamos una nueva etapa”, apuntó el futbolista, quien aseguró que su equipo, liderado por el técnico español Luis García Plaza, está “trabajando muy bien” y podría dar la sorpresa en la competición.

“Cuando un equipo sube, los rivales te ven como el que puede volver a caer a la segunda división, pero nosotros estamos convencidos de que lo que tenemos que hacer es dar la sorpresa y poder pelear arriba”, apuntó Ayoví.  

La Superliga china arrancó ayer una nueva temporada con un claro favorito al título, el Guangzhou Evergrande, de Fabio Cannavaro, campeón durante las últimas siete temporadas; aunque en opinión de Ayoví. esta temporada podría haber varios equipos que se revelen, como el Dalian Shide, el más laureado en los 25 años de existencia de la liga profesional china.

El Chongqing Lifan es el primer rival del Beijing Renhe, de García Plaza, quien llegó a Pekín en junio del año pasado y, según Ayoví, es la figura central del equipo y el principal responsable de su ascenso a primera.

“La llegada del míster fue fundamental. Sirvió muchísimo para cambiar el chip y hacer un mejor trabajo de lo que veníamos realizando”, apuntó el futbolista. 

“Es una experiencia nueva, adaptarse a China es complicado, la cultura es totalmente diferente y el modo de vida. La llegada fue difícil, pero uno como futbolista, cuando ya está entrenando y jugando, se olvida de aquello y se enfoca en jugar”. Ayoví agregó que su familia ha sido fundamental para su adaptación.

El internacional ecuatoriano llegó a China procedente del Godoy Cruz argentino, tras haber jugado en el Tijuana y en el Pachuca mexicanos, en el Al-Nassr de Arabia Saudí y en los equipos ecuatorianos Emelec, Manta y Liga de Quito.

Si algo echa de menos de Latinoamérica -confesó- es el bullicio de la afición. “Allí uno está acostumbrado al abucheo y a los vítores desenfrenados y es más motivador, mientras que aquí te aplauden aunque pierdas”. Y añadió: “Jugar allá te da más responsabilidades”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: