Uruguay entregó la presidencia a venezuela

La Unasur rindió homenaje a víctimas del terremoto

24 de abril de 2016 00:00

El encuentro de cancilleres, celebrado ayer en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en Quito, se inició con un minuto de silencio en honor a las víctimas del terremoto ocurrido el pasado sábado 16 de abril, en las costas de Manabí y Esmeraldas.

El primero en intervenir fue Rodolfo Nin Novoa, presidente pro témpore saliente, quien en los primeros minutos de su discurso destacó el espíritu de solidaridad de los ecuatorianos y de los países hermanos para afrontar esta tragedia. “Es un honor participar en esta reunión que se realiza a pesar de las circunstancias adversas que atraviesa Ecuador”.

En esta ceremonia, donde se efectuó el traspaso de la presidencia pro témpore de Uruguay a Venezuela, el canciller Guillaume Long destacó que la naturaleza de la ayuda que hoy reciben los damnificados por el terremoto tiene que cambiar de “temporal a semipermanente”. Al mismo tiempo, comprometió a los países miembros de la Unasur a mantener su apoyo en el mediano y largo plazo.

“Hay que aprovechar esta tragedia para que la Unasur demuestre su interés por brindar su apoyo”. A su vez, el canciller indicó que una de la prioridades es ofrecer albergues a 26 mil damnificados que, al momento, no tienen un hogar. Dijo, además, que se inicia una etapa de “reconstrucción de largo aliento” donde se necesitará el apoyo foráneo. (I)

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado