Calma y prevención imperan en el campo

Agricultores y ganaderos toman medidas frente el coronavirus para lograr mantener su producción. Llevar sus productos a las ciudades es su prioridad.
19 de marzo de 2020 00:00

Los productores agrícolas y ganaderos del litoral ecuatoriano ejecutan sus labores con normalidad, pero sin dejar de tomar las precauciones necesarias para evitar contagios de coronavirus.

Richard Intriago, dirigente de la Federación de Centros Agrícolas y Organizaciones Campesinas del Litoral (Fecaol), opinó que en el sector rural las posibilidades de contagio son mínimas, pues las familias viven dentro de sus fincas y haciendas, donde no existen aglomeraciones.

Dijo que los productores continúan laborando normalmente, por lo que -al menos por el momento- no debería existir preocupación por el abastecimiento de comida; sin embargo, alertó que los intermediadores se están aprovechando de la situación sanitaria para especular con la disponibilidad y los precios.

Por este motivo, la Fecaol ha pedido al Gobierno Nacional que les ayude con camiones y facilidades para transportarse hasta las ciudades y ofrecer sus productos directamente a los consumidores.

“Les hemos dicho que podemos ofrecer los productos a precio de campesino, con grandes descuentos; por ejemplopodemos vender arroz hasta con 70% de descuento. El objetivo es ayudar al país en este momento difícil”, recalcó.

Manuel Gonzaga, presidente del Pueblo Montuvio, coincidió con ello. Dijo que aunque ellos mantengan sus niveles de producción, el principal enemigo de los centros de abastos son los intermediarios.

Añadió que si bien en el sector rural no se han presentado casos de covid-19, los montuvios han acogido las medidas de prevención, pero que uno de los problemas que enfrentan es la falta de insumos como alcohol o mascarillas.

“Si en las ciudades no hay, peor en el campo”, se quejó.

Pidió a las autoridades que le pongan especial atención a los beneficiarios del bono de desarrollo humano, pues son un grupo vulnerable.

“A estas personas, muchas de las cuales viven de lo que venden día a día, se les puede ofrecer kits de alimentos, por ejemplo”.

Aseguró que como alternativa, los cañicultores le han propuesto al Gobierno producir alcohol desinfectante a precios bajos, para combatir el desabastecimiento.

Los productores de banano también han mantenido sus jornadas laborales normales, confirmó Luis Góngora, presidente de la Federación Nacional de Productores de Plátano del Ecuador (Fenaprope).

Sí se quejó de que han faltado canales de información para explicar el funcionamiento de los salvoconductos para transportar el producto.

“Ayer que entró en vigencia el toque de queda, fueron detenidos algunos camiones porque no tenían el documento. Afortunadamente el percance se solucionó rápidamente”.

Afirmó que más allá de ese detalle, sus productos están llegando normalmente a los puertos tanto de salida como de llegada.

Entre las medidas de seguridad ante la emergencia sanitaria, se está obligando a los jornaleros a utilizar guantes y mascarillas todo el tiempo; además, quienes presenten cuadros de gripe o tos están siendo enviados a sus casas”. (I)

Las labores en el campo se mantienen con normalidad. Los agricultores buscan alternativas para vender de forma directa sus productos, sin intermediarios.
Foto: Archivo / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado