El ejecutivo adoptó la decisión por la falta de acuerdo entre empleadores y trabajadores

El salario básico de 2 miembros en el hogar cubre la canasta básica (Infografía)

- 02 de enero de 2015 - 00:00

El ejecutivo adoptó la decisión por la falta de acuerdo entre empleadores y trabajadores

Por falta de acuerdo entre los representantes de trabajadores y empleadores para fijar el salario básico unificado (SBU), el ministro del Trabajo, Carlos Marx Carrasco, fue el encargado de anunciar, el pasado martes, que el incremento será de $ 14, lo que representa el 4,11% más en el ingreso, al pasar de $ 340 a  $ 354.

Esto, según el Gobierno, supone también una cobertura del 102% de la canasta básica familiar siempre que 2 miembros del hogar trabajen, ya que el indicador cerró el año en $ 644,74.

Carrasco manifestó que la decisión fue adoptada tomando en cuenta el índice de inflación anual hasta noviembre de 2014 establecida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), que fue del 3,76%, “y un pequeño porcentaje de la productividad que han tenido las empresas.

Si bien trabajadores consultados por este diario observan el aumento como “mínimo” e “insuficiente”, el salario básico del Ecuador continúa siendo uno de los más altos de América Latina, ya que se ubica por encima de los percibidos en otros países de la región.

En Colombia por ejemplo, el Gobierno acaba de fijar su salario en 644.350 pesos, lo que equivale a $ 267,416, y Brasil lo hizo a 788 reales, lo que significa $ 290. “Esta decisión ha sido tomada de manera responsable, considerando aspectos técnicos que permitan a los trabajadores del país afrontar el próximo año de mejor manera”, aseveró el titular de Trabajo.

Los beneficiarios directos del incremento del SBU para este año son un promedio de 564.468 trabajadores que corresponden al 18,17% de la Población Económicamente Activa (PEA) del país, entre ellos están los distribuidores de gas, auxiliares del sector servicios, trabajadoras remuneradas del hogar, aprendices de artesanos y operarios de microempresas.

Para Carrasco es importante considerar que en Ecuador el 83% de los trabajadores en relación de dependencia superan el SBU, esto, gracias a los consensos alcanzados en el Conades y Comisiones Sectoriales. Recordó que este año, por primera vez, se lograron acuerdos unánimes en las 21 comisiones para fijar las remuneraciones mínimas sectoriales.

Por otro lado, con el nuevo salario establecido por el Gobierno se modifican otros valores para el sector patronal como es el pago a la Seguridad Social. Desde ahora el aporte total (patrono-empleado) será de $ 76,46, lo que representa el 21,60% del SBU. Por parte del empleado, el monto será de $ 33,45, esto es el 9,45% por parte del trabajador, y $ 43,01, es decir, el 12,15% de los empleadores.

Criterios divididos

La noticia de los $ 14 adicionales antes de terminar el 2014, no contentó a muchos por considerar que la cantidad no se ajusta a la realidad ecuatoriana.

Otros sectores adoptaron una posición más ‘tibia’ pues temían que ante un mayor aumento, los empleadores tomen decisiones radicales que pongan en riesgo su estabilidad laboral.

Martha Corral, por ejemplo, esposa de Héctor Salazar quien trabaja en el sector florícola, sostuvo que la elevación permitirá a su cónyuge mantener su trabajo, pues, según lo que conocían por parte de la empresa, si el incremento era muy grande no tendrían otra opción que reducir personal.

“El pretexto que ponen es que se debe mantener el valor de las flores de exportación, porque si suben más los salarios, también lo harían los productos y esto les restaría competitividad”, dijo la mujer.

Carlos Tomalá, quien labora en una empresa de catering, consideró en cambio que el Gobierno se alineó con el sector empresarial. “Leí que la propuesta que habían presentado los trabajadores era de $ 30 y de los empresarios de $ 13,26, entonces lo que se nota es que el Gobierno estuvo con los empresarios y no se fijó en las necesidades que tenemos los trabajadores que ganan el salario básico. No estoy de acuerdo con la decisión”, afirmó. Tomalá lamentó que su salario no le alcance para cubrir la canasta básica familiar ya que él es el único que sustenta su hogar compuesto por 3 niños.

Jackeline García, madre soltera que trabaja en un taller de costura al sur de Quito, expresó también su disgusto. “Una, al estar sola, requiere de algo más para poder afrontar la casa —señaló— y además, en la decisión del Gobierno no se está tomando en cuenta que del monto total del salario al trabajador se le descuenta lo del IESS”.

Aun así el Gobierno ha hecho esfuerzos. Entre 2007 y 2014 se incrementó el SBU en el 100%, pasando de $ 170 a $ 340. Entre 2006 y 2007 el aumento fue de $ 10.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: