$ 27 millones se destinaron a la industria metalmécanica en compras públicas

- 31 de julio de 2017 - 00:00
Personal de ECUATRAN (Ambato) fabrica generadores y transformadores eléctricos.
Foto: cortesía

El incremento de adquisiciones locales, encadenamientos productivos y la generación de empleo marcan la hoja de ruta del desarrollo de la industria metalmecánica nacional.

Según Santiago Vásquez, director general del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), dar certeza de mercado a los proveedores ecuatorianos garantiza su inversión y desarrollo. “Con cada dólar que sale de nuestro país afectamos con $ 1,30 a nuestros productores, por eso desde la compra pública debemos sustituir las importaciones con producción nacional de calidad”, agregó.

La industria metalmecánica nacional está en la capacidad de producir y proveer bienes de capital como maquinaria, equipos, instalaciones, artículos y suministros para diversos sectores industriales y económicos como la minería, construcción, transporte, pesca, entre otros, que el Estado requiere adquirir.

De ahí, el crecimiento en el sector metalmecánico, que se ha visto en la necesidad de incrementar capacidad de fabricación, ampliación de infraestructura, renovación de maquinaria y equipo, y capacitación del personal técnico, para atender no solo la demanda interna, sino también a un sector externo cada vez más creciente.

Para Guillermo Pavón, director ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Industrias del Metal (Fedimetal), la calidad de los productos nacionales está garantizada. “Los bienes no solo cuentan con las certificaciones pertinentes y se apegan a normas internacionales, sino que los técnicos de nuestro gremio verifican que los productos finales cumplan con los estándares de calidad exigidos”, señaló.

Pavón resalta que en este crecimiento de la industria metalmecánica, el Estado ha jugado un papel importante a través de las compras públicas y su política de priorización de bienes y servicios provistos por proveedores ecuatorianos que cuenta con altos niveles de Valor Agregado Ecuatoriano.

Para Gloria Guim, gerente de ventas de la compañía Electrocables, especializada en la fabricación de conductores eléctricos de baja y media tensión, las políticas ejecutadas por el Gobierno, a través del Servicio Nacional de Contratación Pública, no solo han impulsado a los productores nacionales, sino que han contribuido en el cambio de la matriz productiva.

“El apoyo de la compra pública ha aportado en el crecimiento industrial, desarrollo de mano de obra y generación de fuentes de empleo para nuestro sector. Además, con mayor producción aportamos con más impuestos al país y se contribuye, de alguna manera, a la redistribución de la riqueza”, acotó Guim.

Para cumplir con ese objetivo, el Sercop ha desarrollado los catálogos electrónicos, herramienta preferente de compra pública que funciona como una tienda electrónica en donde están registrados productores ecuatorianos y los bienes que están en capacidad de vender al Estado.

El director de Fedimetal, Guillermo Pavón expuso que ha sido un trabajo conjunto, entre el sector público y privado. “En una primera fase de catalogación para la industria metalmecánica se conformaron 23 catálogos con más de 700 productos que son fabricados a escala”. Conductores eléctricos, transformadores, luminarias para alumbrado público, tapas de pozos y rejillas, productos de acero para refuerzo de hormigón, productos de alambre, herrajes, bandejas porta cables y canaletas metálicas, paneles y perfiles de acero, entre otros, son parte de dichos catálogos.

En la segunda fase de catalogación metalmecánica entran los bienes de capital, es decir aquellos que requieren de una inversión mayor y que tienen larga duración, como tubos de acero soldado, perfiles corrugados y postes de acero para guardavías, alcantarillas y placas de acero corrugadas de acero recubierto, alambre esmaltado o magneto, extensiones eléctricas o cabezales, contenedores, hidrantes y tubería con y sin costura que tienen especificaciones técnicas de acuerdo con las necesidades de las entidades contratantes y que cuentan con certificaciones INEN.

En ese sentido, Pavón destacó que la compra pública es una herramienta poderosa, porque le permite a la industria diversificar sus líneas de producción. “Estamos conscientes de que las empresas pueden crecer y desarrollarse en la medida en que tengan trabajo, por eso nuestra aspiración siempre ha sido ser proveedor natural del sector público y el catálogo es la herramienta que nos genera una real oportunidad para alcanzar nuestros objetivos”, apuntó.

Diego Lara, Director General de Ecuatran, de Tungurahua, empresa que se dedica a la fabricación de transformadores, afirma que “buena parte de la inversión que ha hecho el Estado se va a quedar aquí, son más o menos unas 1.500 personas que dependen indirectamente de nosotros; todos los espacios que las compras públicas han permitido en los últimos años han dado lugar a que podamos crecer y  preparar para la exportación.  Actualmente tenemos un 35% de exportaciones en función de lo que el mercado nacional nos ha permitido tener. Tenemos que confiar en lo que nosotros poseemos y podemos hacer”, indicó. 

Por su parte, Fernando Chávez, gerente de Fundireciclar, empresa dedicada al diseño, desarrollo, producción y comercialización de piezas y conjuntos de fundidos, indicó que las políticas aplicadas por el Gobierno Nacional les permiten a las empresas desarrollarse. “Quienes estamos decididos a trabajar con calidad estamos también en la capacidad de competir con productos de importación”, apuntó. 

Entre las empresas de la industria metalmecánica del Ecuador que actualmente trabajan directamente y que son proveedoras del Estado están Cedemi, Incable, Inelec, Certepec, Acero Los Andes, Fundireclicac, Tenaris, Adelca, Novacero, Ideal Alambrec, Icelec, Delta Delfín, entre otras. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: