Tulcán fue declarado como zona deprimida por disminución del comercio

18 de agosto de 2015 - 14:47

En este año, el peso colombiano cedió un 55% frente a la moneda de referencia mundial, el dólar. El Sistema Electrónico de Transacciones e Información del mercado de divisas SET-FX indicó que el promedio de la tasa de cambio se situó hoy en 3.007,60 pesos por dólar.

La devaluación del peso colombiano preocupa al Gobierno. Mientras los productos colombianos son más baratos, las exportaciones ecuatorianas al vecino país se encarecen.

Respecto al tema, el ministro de Comercio Exterior, Diego Aulestia, aseguró hoy que el Gobierno está desarrollando una serie de acciones, “se ha hecho ya la declaración por parte del Consejo Sectorial de la Producción de zona deprimida, lo cual implica una serie de incentivos, para que en la provincia, específicamente en el cantón Tulcán, se desarrollen nuevos emprendimientos”.

Aulestia adelantó que son incentivos tributarios, y además hay una serie de acciones que se están analizando inclusive a niveles de transporte de carga.

“Colombia ha tomado la decisión de depreciar su moneda de manera significativa. Evidentemente aquello implica que para los colombianos comprar en Ecuador es más costoso y viceversa, por eso es que tenemos un flujo importante de ecuatorianos viajando a Colombia a realizar compras, por ende el comercio en Tulcán se ha visto resentido”, afirmó Aulestia.

Explicó que Ecuador no tiene esa situación cambiaria, lo cual implica que hay que seguir mejorando las condiciones de competitividad de la economía.

“¿Cómo se mejora la competitividad de la economía? Por ejemplo a través de mejores carreteras, que implica menores costos de transporte, mejor logística. Como lo que acabamos de lanzar hoy, el sistema OEA (Operador Económico Autorizado) que hace más fácil las exportaciones de nuestros productos”, afirmó el ministro.

El Ministerio de Comercio Exterior, Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) y Pro Ecuador presentaron esta mañana en Guayaquil el programa OEA que, en una primera etapa, tiene la finalidad de convertir a los exportadores en actores confiables para el comercio mundial, con beneficios que facilitarán el ingreso de productos ecuatorianos en otros mercados. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: