Trasvase Daule-Vinces dotará de riego a 177 mil hectáreas

21 de julio de 2013 - 00:00

El trasvase Daule-Vinces (Dauvin), ubicado en la cuenca baja del río Guayas, beneficiará a 180 mil ecuatorianos y dotará de riego a 177 mil hectáreas de cultivos, con lo cual se prevé duplicar la producción agrícola de dos provincias del país.

Este es un megaproyecto que se empezó a planificar desde hace más de 40 años y se entregará en el 2014 para beneficiar al sector agrícola de las provincias de Los Ríos y Guayas. La obra unifica los ríos Daule y Vinces, en una reserva de 70 kilómetros de longitud, capaz de generar un caudal de 90 m3 /seg.

El trasvase Dauvin, en el invierno permitirá una circulación del agua con normalidad, regulando el sistema hidrográfico. Durante el verano, cuando el agua escasea, se activarán mecanismos especiales que permitirán distribuir adecuadamente el caudal a todos sus beneficiarios.

Daule-Vinces poseerá 183 kilómetros de canales de agua para proveer a 11 cantones de esa región. Este trasvase es uno de los 16 megaproyectos planificados por el Gobierno hasta el 2016.

Está previsto que está obra sea inaugurada en diciembre de 2014. “Van más de 40 años esperando esta obra para regular el recurso hídrico que, por lo menos, duplicará la producción”, dijo el vicepresidente Jorge Glas durante un recorrido por la obra, que realizó esta semana.

El segundo mandatario instó a que la banca pública y otras instituciones alisten los créditos para los agricultores, como parte del encadenamiento productivo.

Informó que la inversión del Dauvin supera los $ 200 millones, y beneficiará a cantones como: Santa Lucía, Palestina, Vinces, Daule, Balzar, Salitre, Baba, Yaguachi, Samborondón, Babahoyo y Pueblo Viejo. “Con esta obra nuestros agricultores podrán tener hasta tres ciclos de cosecha en el año. Este es el desafío de estos proyectos multipropósitos que lidera la Senagua”, dijo Glas.

El coordinador nacional de los megaproyectos de la Secretaría Nacional del Agua (Senagua), Carlos Bernal, explicó el funcionamiento del trasvase, que en el invierno permitirá la normalidad del sistema hidrográfico, mientras en verano, cuando el líquido comience a escasear, todas estas estructuras se accionarán, permitiendo una regulación de los ríos.

“Esta megaobra ecuatoriana, que transportará más de 100 metros cúbicos de agua por segundo, no previene inundaciones, pero sí regula el agua que viene de los ríos”, aseguró el funcionario.

En la actualidad unas mil personas trabajan en Dauvin, pero el proyecto, en su pleno funcionamiento, contempla abrir en total 2.500 plazas de trabajo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: