Proyecto del Mipro ayuda al impulso de las economías familiares

Talleres y ferias fortalecen a los pequeños negocios

- 02 de septiembre de 2016 - 00:00
Betsy Macías elabora accesorios para niñas con su emprendimiento denominado Mi Bella Valentina.
Foto: Eduardo Escobar / El Telégrafo

Artesanos y emprendedores en diferentes áreas se capacitan y acuden a exhibiciones donde venden sus productos.

Cuando a Betsy Macías le tocaba dar clases de Manualidades en el  colegio donde trabajaba, “sufría” porque no le gustaba. Sin embargo, ponía todo su empeño para que la obra prevista resultara con buenos acabados.

En agosto de 2015, mientras trataba de arreglar un vestido de su hija Valentina, descubrió su habilidad en las manos y su gusto por la elaboración de accesorios para niñas como diademas, vinchas, moños, y otros adornos.

En su vivienda, ubicada en el cantón Durán, provincia del Guayas, la joven adecuó un pequeño taller y empezó a confeccionar todos sus diseños con ayuda de su madre, Consuelo Liberio, y a vender sus artículos entre sus familiares, conocidos y promocionándose a través de las redes sociales.

Así nació Mi bella Valentina, un emprendimiento inspirado en su última hija, que en la actualidad le ayuda a generar ingresos para la economía de su familia y que lleva a adelante con el acompañamiento de la Zonal 5 del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro).

Admite que esta asesoría le ha servido para, entre otros trámites, obtener el RISE (Régimen Impositivo Simplificado Ecuatoriano), indispensable en su actividad y para participar en las ferias que ha organizado el Mipro en Guayaquil.

Entre febrero y agosto, un total de 990 artesanos, emprendedores y mypimes (micro, pequeñas y medianas empresas) se han capacitado en los talleres que organiza la zonal 5 del Mipro, encaminados a impulsar el desarrollo de estos nuevos negocios y la economía local.

Los talleres se promocionan en redes sociales y son gratuitos. Para acceder a ellas los interesados solo deben inscribirse. Andrés Bejarano, director de Agroindustrias y Mipymes de la Zonal 5 del Mipro, explica que el proceso de acompañamiento empieza con el registro de los interesados.

Después se efectúa un seguimiento con las propuestas específicas de cada uno. “En el balcón de servicio se les da asesoramiento y servicio personalizado a todos los proyectos que ellos presentan”, expresa el funcionario.

Las charlas son para diferentes segmentos

La mayoría de los inscritos son personas que incursionan en el área de alimentos. En el caso de ellos, en las charlas se les enseña cómo obtener todos los documentos necesarios para trabajar, como el permiso de funcionamiento, la notificación sanitaria y otros requisitos.

Otro grupo lo constituyen artesanos y emprendedores vinculados en el sector del calzado, textil, y bisutería. Cada área, inclusive, puede recibir capacitación especializada.
Jennifer Bravo, propietaria de Mifer Accesorios, un emprendimiento con el que realiza bisutería, destaca el acompañamiento que ha tenido con el Mipro.

“Hemos tenido hasta capacitación del Secap y junto con Betsy estamos en trámite de obtener la Marca País, lo que le dará un mayor aval a nuestros productos”, expresa la joven.

Su casa, situada en Acuarela del Río, en el norte de Guayaquil, es su centro de operaciones. Allí diseña cadenas, collares, pulseras, aretes y otros accesorios bañados en oro y con piedras como drusas de cristal, perlas de río, entre otras.

Jennifer empezó en esta actividad hace 5 años, diseñando la bisutería para familiares y amigos. Hace 2 la desarrolla de manera formal y afirma que sus joyas las han comprado migrantes ecuatorianos que residen en el extranjero. (I)

Diversos modelos de cadenas y pulseras que son parte de la bisutería de Mifer, emprendimiento que Jennifer Bravo comercializa a través de su tienda virtual. Foto: Eduardo Escobar / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: