Testimonio

“Sin el crédito, nosotros ya hubiéramos cerrado”

- 07 de julio de 2020 - 00:00
Foto: Cortesía

Soy Sebastián Alejandro Larco Dávalos. Junto a mi hermano Daniel tenemos un restaurante de comida rápida, en el patio de comida del Paseo Shopping de Riobamba.

Su nombre es Taco Naco, comidas y bebidas mexicanas. El proyecto lo iniciamos desde 2015; es una franquicia creada por nosotros, con el estilo de comida mexicana y tex-mex, que es una mezcla de comida americana y mexicana, como alitas con salsa de bbq y ajíes mexicanos, tacos crocantes entre otros.

Nuestra marca se ha posicionado por muchos años en el mercado, hemos enfrentado diferentes tipo de crisis, como el terremoto de 2016, que bajó la economía muchísimo; el paro de octubre de 2019, que quebró muchos negocios, además de luchar contra grandes cadenas en el mismo patio de comida.

Todos esos choques nos volvieron más fuertes, pero nunca imaginamos algo como la pandemia. El 16 de marzo tuvimos que cerrar y dejar de atender, luego empezamos a trabajar con pedidos a domicilio desde el 17 de mayo y desde el 1 de junio abrimos la atención al público.

Económicamente para nosotros fue terrible, ya llevábamos arrastrando dos meses de deuda con el Seguro Social porque preferíamos seguir pagando la planilla de nuestros empleados. La Corporación el Rosado se portó a la altura de la situación condonando el pago de arriendo, mientras estábamos cerrados, pero aun así había gastos que seguían aumentando.

Cuando vimos la noticia el 25 de mayo acerca del crédito Reactívate Ecuador, decidimos aplicar y por fortuna el proceso se dio de manera ágil, fue bien canalizado y nos ayudaron. Logramos el crédito y al momento estamos igualando nuestras obligaciones, tenemos al día las planillas de nuestros empleados en el Seguro Social, el pago de impuestos y además liquidez para seguir trabajando en estos meses.

El crédito nos da una tasa de interés que no es comparable con ningún banco en el mercado y nos dejan pagar desde el mes de enero. Sin el crédito la verdad nosotros ya hubiéramos cerrado y liquidado a la gente, un negocio que nos ha costado tanto esfuerzo y trabajo. Para este año se esperaba abrir una sucursal en Guayaquil, pero quedó en stand by.

Nuestras ventas al momento están al 25% de lo que vendíamos. El 80% es a domicilio y el 20% en el local. La gente aún no sale, no consume, la economía se desarrolla con lentitud.

En Riobamba la situación es bastante grave, grandes negocios han cerrado, hay locales vacíos y en arriendo. Por eso las ventas tampoco se han normalizado, pero ya hay algo de movimiento. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP