Testimonio de Emprendimiento

“Reactívate Ecuador me animó para salir adelante”

- 02 de julio de 2020 - 00:00
Foto: Wellington Molina / El Telégrafo

Pagar deudas, cubrir cheques y cumplir con los compromisos adquiridos con proveedores fueron unas de las principales razones que me motivaron a solicitar el crédito Reactívate Ecuador.

Soy Hugo Cepeda, un emprendedor riobambeño. Desde 1975 me dedico a la manufactura, especialmente a la confección de guantes de cuero de lujo y para seguridad industrial.

Trabajamos con ingenios azucareros, como Valdez y San Carlos, así como con grandes empresas eléctricas y almacenes que requieren de nuestros productos a nivel nacional.

La crisis provocada por la emergencia sanitaria me afectó enormemente; más de dos meses estuvimos sin producción y sin ventas.

créditoHugo Cepeda. Manufacturas Cepeda de Riobamba.

Tras el anuncio del crédito Reactívate Ecuador por parte del presidente de la República, Lenín Moreno, de inmediato acudí al Banco del Pacífico, cumplí con la documentación solicitada, especialmente la del Servicio de Rentas Internas donde están mis declaraciones y pagos de impuestos.

Todo fue rápido y al final se aprobó el crédito. Esto significó para mí una alegría enorme, pues yo estaba mal económicamente y con la moral baja. Con el préstamo pude cubrir cheques que los proveedores estaban esperando. El crédito me levantó el ánimo para salir adelante.

De inmediato se reactivó mi negocio, el cual funciona en mi casa, ubicada en la ciudad de Riobamba. Allí está el taller, la bodega y las maquinarias.

Debido a la pandemia y al semáforo rojo trabajábamos desde las 07:30 hasta la 13:30. Luego ya en amarillo pudimos extendernos hasta las 18:00. Los obreros ganan por obra, mientras más trabajan, más ganan y pueden llevar el pan a sus hogares.

Muchas fábricas importantes ya conocen mis guantes. En Ambato hay una cantidad grande de fabricantes, pero en Riobamba soy solo y la diferencia está en la calidad de mi producto. Si bien es más caro, la garantía es de larga duración.

Almacenes de seguridad industrial también venden mis productos y quienes los usan comprueban su calidad y los vuelven a comprar.

En el caso particular de la industria azucarera Valdez, por ejemplo, ellos paralizaron ciertas actividades en campo, pero de inmediato las retomaron porque la zafra no esperaba; hicieron los pedidos necesarios y tuvimos que trabajar para cumplir con nuestros clientes.

Otro beneficio importante es el tiempo de gracia y el bajo interés. Agradezco al Gobierno Nacional por esta ayuda, esperamos que a nivel general la economía se reactive. Tenemos la fe de que todo se normalizará.

Mayor información sobre mi producto se encuentra en: www.manufacturascepeda-ec.com. (O)

créditoFoto: Wellington Molina / El Telégrafo

Medios Públicos EP