Producción agrícola creció en el primer trimestre del año

24 de julio de 2012 - 00:00

El Banco Central del Ecuador, a través de su Programa de Encuestas de Coyuntura, presentó  los resultados obtenidos en el primer trimestre de 2012, tanto de la superficie sembrada como de las previsiones sobre los rendimientos por hectárea y volumen de producción que obtendrían en el presente año agrícola, de los principales cultivos de ciclo corto.

Según los resultados, la producción agrícola en el primer trimestre del presente año se presenta crecimientos en la mayoría de los productos (cebolla colorada, frejol, maíz duro, maíz suave y tomate), no así la producción de arroz que experimentó un decrecimiento en dicha variable, debido a que los rendimientos fueron menores por las difíciles condiciones climáticas (excesivas lluvias) que hubo durante la producción de este trimestre.

En estas condiciones, la producción de arroz decreció en 6% con respecto al mismo trimestre del año anterior, en el cual hubo un crecimiento positivo de 2%.

Respecto al tema, Luis León, arrocero de Naranjal, provincia del Guayas, señaló que la plaga del caracol manzana fue la principal causa de la baja producción en los sembríos este año. “El fuerte invierno que hubo este año hizo que la plaga del caracol se propagara con facilidad y contaminara más hectáreas”, enfatizó el agricultor.   

Por otra parte, el frejol experimentó una recuperación en la producción del orden de 1%, después de que en los dos últimos años tuviera una tendencia negativa.

De la misma manera, el maíz suave en el presente ciclo agrícola muestra cifras positivas, tanto en la superficie sembrada (6%) como en el volumen de producción (7%).

“La producción fue excelente este año, el 80% sembró con semilla certificada y eso elevó el volumen de producción de los maiceros”, señaló Henry Peña, presidente de la Corporación de Maiceros Ecuador Productivo (CorpoMaíz).

Sin embargo, recalcó Peña, el sector este año por el exceso de la importación del producto y el irrespeto al precio oficial de $ 16, 50, “ha perdido hasta el momento $ 40 millones”.

En tanto, la cebolla colorada, el maíz duro y el tomate presentan una tendencia creciente, es decir que tanto la superficie sembrada como el volumen de producción se han beneficiado.

Cabe destacar que las expectativas de los agricultores eran de mucha cautela para la siembra de invierno de este año agrícola, ya que consideraban que había muchos riesgos debido a los factores climáticos.

Los pronósticos eran consecuencia de las inundaciones que sufrieron varias zonas productoras del Litoral en las últimas décadas.

De hecho, en los meses de enero y febrero de este año se registró una fuerte temporada invernal que afectó el panorama agrícola, especialmente en la zona costera.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP