14 pizzerías cubanas emplean a 200 personas

- 05 de mayo de 2019 - 00:00
En la pizzería Los Tíos de La Mariscal, Ariel Tío (verde) supervisa el trabajo que realizan sus empleados.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Ariel Tío es un emprendedor innato, asegura su papá, Daril, quien llegó esta semana desde Cuba para visitar a su hijo que vive en Ecuador desde hace ocho años. Cuando él era adolescente, recuerda su progenitor, se las ingeniaba para hacer artesanías u otras actividades que le permitieran tener ingresos propios. Ariel es técnico en Mecánica Industrial, pero salió de Cuba porque anhelaba buscar mejores oportunidades. Escogió Ecuador porque en el país existía mayor facilidad para migrar. Al llegar a Quito rentó una habitación. Durante seis meses no logró conseguir trabajo y con la llegada de su hermano mayor (seis meses después de su arribo a Quito) compraron una cocineta de dos hornillas. Entonces Ariel, desde su casa,  empezó a hacer almuerzos y su hermano se encargaba de entregarlos a los clientes.  Vendían entre 30 y 40 diarios. Durante cinco meses laboraron de esa forma hasta que lograron la apertura de un restaurante en Carcelén, norte de Quito. El negocio familiar iba bien y abrieron otro local en la misma zona. Su hermano tomó la decisión de migrar a Estados Unidos y para eso vendieron uno de sus locales, pero Ariel optó por quedarse. Lo hizo porque empezó una relación con una de sus clientas, quien almorzaba en su restaurante. En la actualidad están juntos y tienen una hija.

En 2013 las ventas bajaron, y para mantener a su hija Ariel vendió el mobiliario de su local. Viajaron a Cuba y al regresar el emprendedor empezó nuevamente desde cero. Siempre le ha gustado cocinar, así que esta vez le apostó a la pizza. En 2014 abrió una pequeña pizzería llamada Los Tíos, en el norte de Quito. El sabor, los precios y la atención al cliente hicieron que el negocio creciera. Lo hizo tanto que en la actualidad cuenta con 14 locales comerciales. En ellos trabajan 200 personas, entre ecuatorianos, cubanos y venezolanos. Todos sus trabajadores están afiliados al Seguro Social y el 95% de sus ingresos se reinvierten en la economía local. Lo restante lo envía a su familia en Cuba. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: