Otra misión de exportadores viajará a EE.UU. por Atpdea

21 de mayo de 2011 - 00:00

Una misión de empresarios ecuatorianos viajará la próxima semana  a Washington, Estados Unidos, con el propósito de sensibilizar al Senado norteamericano sobre la importancia del Tratado de Preferencias Arancelarias (Atpdea, por sus siglas en inglés), suspendido desde el pasado 12 de febrero.

Exportadores de  brócoli, hortalizas, floricultores y textileros conforman la delegación, a la cual se sumarán empresarios  estadounidenses con intereses en Ecuador, quienes  ya  sienten los efectos de no contar con el Atpdea.
Alfredo Zeller, representante de los exportadores de brócoli, aseguró que sectores como el    banano, atún, confites y  madera también respaldan la gestión de la misión, que tiene previsto viajar el lunes próximo.

Entre los empresarios que viajarán están  Jeff Sheedy, representante de la industria textil; Alfredo Zeller, de brócoli y otras hortalizas; Dean Rule y Peter Ullrich, del sector floricultor; y Cristian Espinosa, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Ecuatoriana Americana (Amcham).

Según Espinosa, el propósito del viaje es dialogar con los senadores estadounidenses sobre la necesidad de restituir el sistema de preferencias con el Ecuador porque favorece al comercio bilateral y beneficia a las dos naciones.

Pero si, por el contrario,  el Atpdea no se renueva, advirtió que   la afectación no será inmediata, pero   a largo plazo   influiría negativamente en el empleo.

Por ese motivo, indicó que una meta es garantizar que el Atpdea sea  extendido al momento en que EE.UU. decida aprobar los   tratados de libre comercio ya suscritos con  Colombia, Panamá y Corea.

La delegación tiene previsto reunirse  con los senadores estadounidenses,  del 24 al 27 de mayo, tanto republicanos como demócratas.  También prevén dialogar  con funcionarios de la administración del presidente Barack Obama y con representantes del sector privado.

Zeller anotó que un representante de los    importadores de frutas congeladas y del sector textil también abogarán ante el Senado  sobre los impactos   en el mercado estadounidense, que ha empezado a sentir el   incremento de los costos, pues el arancel, que en algunos casos es de hasta el 15%, es   asumido en parte por el empresario   y otra por el consumidor final.

La misión empresarial no forma parte de las acciones emprendidas por el Gobierno, sino que se trata de una iniciativa  complementaria que  esperan “ sirva para desactivar cualquier acción negativa que pueda haber por parte de las autoridades norteamericanas” frente al reciente impasse diplomático.

Desde el Gobierno, está en vigencia el Abono Tributario, que cubrirá  el 80% del costo del arancel para los productos afectados por la suspensión de las preferencias.

La resolución, recientemente aprobada  por el Comexi, todavía  es desconocida para  los empresarios. El representante de los brocoleros  pidió más información sobre los  beneficios del abono y cómo podrá ser utilizado, pues el plan tendrá vigencia de un año.

No obstante, los exportadores  insistieron  en la importancia del mercado norteamericano que, a su criterio, ha permitido  el crecimiento de varios sectores productivos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: