Nueva plaga de ácaros en cultivos de arroz de La Troncal y Arenillas

28 de junio de 2012 - 00:00

Una nueva plaga afecta al arroz. En esta ocasión no es una variedad del caracol, sino una especie de ácaro que  “desaparece” el grano en la espiga. 

Jaime Aragudi, gerente técnico de Agripac, precisó que el arroz, así como ha crecido en cuanto a rendimiento de producción por hectárea, debido al mejoramiento de la calidad del grano, también ha venido sufriendo una serie de problemas sanitarios.       

Hace pocas semanas encontraron un problema muy distinto al del caracol, pues la nueva causa de reducción de producción la provoca un ácaro que motiva el “baneamiento” de la espiga, es decir, que la misma queda todo en cáscara. 

“Todo esto a consecuencia de una especie de ácaro llamado neotarsonemus, conocido como ácaro blanco en el medio”, anota el científico.

Explica que la especie puede con las heridas que infringe permitir el ingreso de hongos o bacterias  a la planta. El ácaro tiene un ciclo de vida muy corto y muy difícil de controlar. Por eso es importante buscar acaricidas específicos aplicado en el momento oportuno.

Al referirse al tratamiento indicó que el  momento más oportuno para aplicar el acaricida es en los primeros 45 días  de cultivo. Este es el periodo más crítico del arroz, que es cuando se da en macollamiento, cerca del  embuchamiento y de ahí hasta la floración. “Lo importantes es observar la fenología del cultivo”.

“Muchas personas han venido aplicando de manera equivocada fungicidas y hasta por cuatro ocasiones , incluso insecticidas que no son específicos para combatir los ácaros. Una cosa en fungicida y otra acaricidas”, dijo. El costo de producción de una hectárea de arroz está entre los 1.000 y 1.500 dólares.

En las plantaciones afectadas con esta nueva plaga la inversión de recursos se eleva a un  promedio de entre 2.000 y 2.500 dólares, dependiendo de la gravedad de la presencia de esta especie, indica el informe presentado por la compañía de investigaciones Agripac.

Agrega el documento que en Colombia existe este tipo de plagas que causan egresos de hasta 4.000 dólares por hectárea.

El ataque de ácaros proviene de tres especies, siendo la más común  la “spinki”, que ha sido encontrada en plantaciones del sector de La Cuca, en la vía Machala Arenillas, provincia de El Oro, y en sectores  de El Triunfo, provincia del Guayas.      

El combate al ácaro blanco ya ha sido ejecutado por la mencionada empresa y se han hecho dos pruebas. Sin embargo, los resultados  no satisfacen, por lo que está realizándose una tercera prueba.

La intención es verificar la eficacia y  crear estrategias óptimas para el combate de la nueva plaga que afecta al arroz.
Milton Martínez, científico y productor de semillas, reitera que la aparición de los ácaros se debe a que los agricultores obtienen semillas recicladas que tienen la presencia de la especie.

“Es por ello que es bueno tener semillas certificadas de buena calidad que, además de ser rendidoras, tienen la particularidad de que son libres de cualquier especie de ácaros”, puntualizó.

El tratamiento químico debe ser complementario y no la prioridad para combatir la plaga, es por ello que hay que hacer conciencia en no adquirir semillas como la capirona que ofrecen en el campo, dijo

Sigilfredo Espinoza Godoy, agricultor de la zona de Daule, dijo que es preocupante la situación de las granjas afectadas, por lo que espera el pronunciamiento de autoridades para que presenten recomendaciones oportunas y el ácaro no se propague a más sectores del país.

Otra de las plagas que afecta los cultivos de arroz es el caracol manzana. Unas 200.000 hectáreas de Guayas y Los Ríos están afectadas con la presencia del caracol.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: