Negocio inclusivo saca adelante a cacaoteros

18 de agosto de 2013 - 00:00

El cacao, conocido también como la “pepa de oro”, es uno de los principales productos de exportación. En la actualidad, el país es  el séptimo  productor de cacao, lo que representa el 4,3% de la producción mundial. El cacao ecuatoriano es considerado uno de los mejores del mundo, por la exquisitez de su olor y sabor, siendo muy apetecido por grandes industrias chocolateras y de otros derivados.

Este producto genera fuentes de trabajo directas e indirectas y es parte esencial de la cotidianidad de muchas comunidades. Es por esta razón que Nestlé-Ecuador cuenta con un programa de negocios inclusivos que involucra a cientos de productores del país.

Dentro de la estrategia de creación de valor compartido, el Plan Cacao es la aportación de Nestlé para abordar los problemas claves a los que se enfrentan los agricultores del grano y las comunidades. En  Ecuador, 1.040 familias son beneficiadas directamente con esta iniciativa de la empresa privada.

Franck Blacio, jefe del Departamento de Agricultura del Plan Cacao, señaló que el objetivo es mejorar las técnicas de cultivo, cosecha, secado, fermentación y almacenamiento, que les permite incrementar la productividad de sus huertas y la obtención de un producto de calidad, implementando prácticas amigables con el ambiente.

Explicó que ya son siete años en los que este proyecto es parte de esa Creación de Valor Compartido, que lleva a Nestlé-Ecuador a desarrollar diferentes iniciativas con las comunidades, en busca de beneficios y responsabilidades compartidas. “La creación de valor compartido quiere decir que las actividades comerciales no solo benefician a los empleados y accionistas de la empresa, sino que también crean valor para la sociedad”, recalcó.

Los principales beneficiados son los agricultores, quienes a través de capacitaciones y talleres se brindan las herramientas necesarias para gestionar sus plantaciones de forma rentable, se les enseña a respetar el ambiente y hacer  del cultivo del cacao una profesión respetable.

Bajo la filosofía ganar-ganar, el Plan Cacao de Nestlé potencia las capacidades técnicas y organizativas de los agricultores.

Aníbal Silva, representante de la asociación de cacaoteros de Naranjito, provincia del Guayas, mencionó que con mejores técnicas aplicacadas en sus cultivos se evidenció una transformación en la calidad de vida de cerca de 250 familias.

En la actualidad, los 21 socios que conforman la asociación son comerciantes exitosos que buscan nuevas oportunidades de mercado. “La venta del cacao a los intermediarios quedó atrás. El objetivo es vender este producto directamente a empresas que reconocen su valor y además ayudan a las comunidades”, aseveró Silva.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: