Evaluación ONU: $ 650 millones adicionales se requieren para funcionamiento de 5 obras

- 07 de enero de 2019 - 10:44
El ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Carlos Pérez (c); el gerente general de EP Petroecuador, Pablo Flores; y el representante Residente Adjunto del PNUD, Nuno Queiros, durante la rueda de prensa.
Foto: Cortesía

Los resultados técnicos de la evaluación realizada a cinco proyectos petroleros construidos por la administración del gobierno anterior arrojaron que estas obras están en estado crítico

Así lo informaron en rueda de prensa el ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Carlos Pérez; el gerente general de EP Petroecuador, Pablo Flores; y el representante Residente Adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Ecuador (PNUD), Nuno Queiros

Se trata de las refinerías de Esmeraldas y del Pacífico; el Poliducto Pascuales-Cuenca; la Planta de Licuefacción de Gas Natural Bajo Alto y el Terminal Marítimo Monteverde.

Entre octubre y diciembre de 2018,  tres empresas internacionales especializadas, contratadas bajo licitación con el apoyo del PNUD, realizaron la evaluación técnica de estos proyectos para determinar su situación actual y así recomendar las acciones y mecanismos que permitan su adecuada operación y gestión técnica y financiera.

Las conclusiones del informe final de esta evaluación destacan dos tipos de problemas: sobreprecio (en algunas supera el 100%) y mala ejecución de las obras.

En todos los casos, las empresas evaluadoras (ICC-Tecnatom de España, RPS Energy Ltd. de Reino Unido y ABSG Consulting Inc. de Estados Unidos) verificaron el cumplimiento de los términos de referencia, las especificaciones técnicas requeridas dentro de la industria, los costos y el cumplimiento de los estándares técnicos y financieros internacionales.

La Refinería de Esmeraldas trabaja actualmente al 80% de su capacidad y presenta problemas en la Unidad de Crudo 2 y en la Unidad de Fraccionamiento Catalítico Fluidizado (FCC). Frente a estos problemas, para marzo próximo está previsto un paro programado de 54 días, donde se realizará el mantenimiento de las Unidades no catalíticas 1 y catalíticas 1, con una inversión de alrededor de $ 18,8 millones.

La Planta de Licuefacción de Gas Bajo Alto opera al 50% y se está hundiendo debido a fallas de diseño y construcción deficientes. En esta obra se ejecutarán obras civiles de estabilización de suelos por $ 8 millones. También se iniciarán los estudios de prefactibilidad para la adquisición de turbinas a gas para producción de la planta con un valor de $ 8 millones.

La Refinería del Pacífico no cuenta con infraestructura para operación. La evaluadora recomienda considerar las inversiones necesarias que aseguren la conectividad de la nueva refinería con las otras existentes y que se integre eficientemente al sistema de abastecimiento de crudo y distribución de combustibles del país.

El ducto del Poliducto Pascuales – Cuenca opera a la mitad de su capacidad nominal de bombeo y la terminal de Cuenca presenta fallas estructurales de diseño. Esta obra ha sido declarada en emergencia por el deslizamiento de taludes, para atender riesgos presentados por deficiencia en tratamiento de suelos y construcción de infraestructura.

En el Terminal Marítimo Monteverde se encontró que los pilotes que soportan el puente de acceso no contemplan protección catódica conforme a las normas NACE SP0169 y NACE SP0176. Para la adquisición de esta protección, se iniciará un proceso de licitación por $ 9 millones.

En la rueda de prensa, las autoridades indicaron que para que estas obras funcionen adecuadamente, el país deberá gastar al menos $ 650 millones adicionales.

El ministro Carlos Pérez recalcó que a Naciones Unidas no se le contrató para que busque responsables ni a dónde fue a parar el dinero. "Las responsabilidades civiles o penales les compete a Contraloría y Fiscalía", apuntó. Para ello ya se les entregó el  estudio de la situación de los cinco proyectos (2.500 fojas).

El proceso de evaluación técnica, impulsado por el gobierno de Lenín Moreno, es parte de la política de lucha contra la corrupción. Para ello se suscribió un Acuerdo de Cooperación con el PNUD el 23 de diciembre de 2017. (I)