Las empresas nacionales han generado variedades híbridas resistentes a la Phytophthora palmivora

La producción de palma aceitera creció el 7% anual a pesar del ‘cogollo’ (Infografía)

- 04 de octubre de 2014 - 00:00
La polinización es fundamental en el proceso de producción de nuevas especies de palmas híbridas para luchar contra esta enfermedad que ha afectado el país. Foto: Álvaro Pérez

Las empresas nacionales han generado variedades híbridas resistentes a la Phytophthora palmivora

La presencia de la enfermedad del cogollo PC (Phytophthora palmivora) en la palma aceitera, en la variedad guineensis, ha conllevado al sector palmicultor del  país a buscar nuevas alternativas.

Empresas nacionales han creado una variedad de híbridos resistente a la PC, que en los últimos 5 años ha perjudicado a 15 mil hectáreas del cultivo.

En la provincia de Orellana, las empresas Palmeras del Ecuador (Sucumbíos) y Palmas del Río (Coca) se construyeron 2 laboratorios naturales, en donde se destinaron grandes áreas de tierra para experimentar y crear nuevas semillas de la variedad de híbridos, que se distribuyen en el país para evitar que la PC siga dañando los cultivos.

Palmeras del Ecuador siembra  hace 45 años la palma aceitera. La empresa entre las décadas del 80 y 90 perdió cerca  de 9.000 hectáreas de cultivo por esta enfermedad.

El gerente propietario de Palmeras del Ecuador, Salomón Gutt, manifestó que uno de los hechos fundamentales en este proceso de recuperación de la palma aceitera fue la investigación, de la cual se ha podido descubrir algunas variedades de híbridos que han demostrado ser resistentes a la PC o también denominada ‘cogollo’.

“Como parte de la investigación, la empresa también ha sembrado palma de aceite en San Lorenzo, provincia de Esmeraldas, que es uno de los sectores más afectados en los últimos años”, anotó Gutt.

De acuerdo a la Asociación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Ancupa), la enfermedad de la PC afectó en los últimos 5 años alrededor de 15.000 hectáreas en la zona norte de Esmeraldas, lo que determinó que el Gobierno declare la emergencia fitosanitaria y, además, establezca el Plan de Mejora Competitiva (PMC) de Palma Aceitera hasta 2025.

El gerente de producción de Palmeras del Ecuador, Enrique Torres, indicó que la empresa tiene una extensión de 14.000 hectáreas, de las cuales  6.371 están sembradas de híbridas y 3.245 de guineensis.

Además, cuenta con 2.500 hectáreas de reserva forestal y se han destinado 700 hectáreas solo para investigaciones. La producción de híbridos en la empresa es de 33 toneladas de fruta por hectárea, mientras que de guineensis, 23.

Torres agregó que durante el estudio se determinó que uno de los hechos fundamentales es la polinización, que consiste en llevar el polen de la variedad guineensis hasta la planta híbrida, lo cual se hace de manera manual. “Sin embargo, en Palmeras del Ecuador también han establecido 2 tipos de insectos (grassdius y elaedobius - camerunicos) que  ayudan en esta labor, por lo que también trabajan con estos. La empresa cuenta con viveros en donde se desarrolla la planta y se expende a los palmicultores” acotó Torres.

Julián Barba, gerente de investigación y producción de Palmas del Río, empresa que en la década del 90 también sufrió el ataque de la PC y perdió 8.000 hectáreas de cultivo, indicó que desarrollan procesos de investigación y de la variedad de híbridos como couri, abros, taisha, taisha la me, entre otras.  

Barba señaló que todo esto se lo hace sobre una extensión de 10.642 hectáreas, de las cuales solo 250 hectáreas se destinaron para investigación y desarrollo de nuevas variedades más resistentes y productivas.

Una visita provechosa

Dirigentes de Ancupa visitaron el mes pasado las instalaciones de Palmeras del Ecuador y Palmar del Río para conocer sobre la elaboración de las semillas de palma híbrida resistentes al ‘cogollo’.

Carlos Chávez, presidente de Ancupa, calificó de positiva la visita realizada a las 2 empresas, ya que sirvió para despejar muchas dudas con el tema de híbridos. “Que es una buena alternativa que se puede poner a disposición de los palmicultores, con buenos rendimientos”.

“Definitivamente con buenas prácticas agrícolas se puede llegar a tener excelentes resultados y la solución al problema de la producción del cogollo en las líneas de las guineensis”, aseveró Chávez.

Actualmente, en Ecuador avanza la investigación de manera que se han encontrado nuevas variedades híbridas, de las cuales se puede tener una  buena producción en tamaño, en número de racimos, al igual que una importante cantidad de porcentaje de extracción de aceite.

“Con esto creo que los palmicultores debemos aprender a conocer la PC, seguir luchando con este problema, pero es importante observar las nuevas variedades para en el futuro no  fracasar con los cultivos. Recomendar a los palmicultores que con variedades resistentes sí se pueden obtener resultados esperados”, aseveró el dirigente.

Apoyo gubernamental

El presidente de Ancupa resaltó los acercamientos con las autoridades del Gobierno para ejecutar el Plan de Mejora Competitiva de la Palma Aceitera, en el que participan los ministerios de Agricultura, del Ambiente, Producción y Comercio Exterior, con la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma).

Chávez indicó que dentro de este proceso se conversó sobre el tema del financiamiento, considerando que es un cultivo de largo plazo y el palmicultor necesita de créditos de acuerdo a su realidad. “Se habló de créditos a 10 años plazo, con 5 de gracia, sobre todo para los palmicultores que han sido afectados con la PC. Los que no están afectados tendrían 5 años de gracia de capital, pero no del interés”.

Chávez resaltó que han expresado que “no se puede desarrollar el cultivo de una manera adecuada si ya le toca al palmicultor pagar el crédito sin haber iniciado la producción, que aproximadamente es de 30 meses. En los próximos días se conocerá la decisión de las autoridades”.

También se trataron temas de medio ambiente, en el cual Ancupa está comprometido para mejorar   las prácticas ambientales, al igual que el gremio de productores de agilitar los permisos. Mientras que en comercio exterior se trabajará en buscar nuevos sitios para vender el aceite.

Situación de la palma

Francisco Naranjo, director ejecutivo de Ancupa, informó que hay 280.000 hectáreas de palma sembradas, con esto se sobrepasó los cultivos tradicionales, como el banano. “En la última década la tasa de crecimiento del aceite de palma fue aproximadamente del 7% anual, eso quiere decir que se ha duplicado la producción de aceite de palma”, destacó Naranjo.

Las plantaciones principalmente están ubicadas desde el norte de la provincia de Esmeraldas en San Lorenzo, Quinindé, Viche, La Unión, Las Golondrinas, Monterrey, La Concordia; en  Santo Domingo de los Tsáchilas; en Quevedo, La Manga del Cura; en Machala, El Oro; y en la Amazonía, en Sucumbíos y Orellana.

Dentro de los beneficios sociales la palma es un cultivo de gran importancia, con 7.000 productores, de los cuales 9 de cada 10 son pequeños agricultores, con fincas de menos de 50 hectáreas, que se dedican al cultivo de palma.

El 95% de sus ingresos proviene de este sector productivo. Ecuador produjo el año pasado por encima de las 500.000 toneladas, de las cuales 220.000 se consumieron localmente y entre 280.000 y 300.000 fueron exportadas.

Estas exportaciones generaron  divisas al país por más de $ 330 millones en 2013. En el primer semestre de este año se  exportaron cerca de 120.000 toneladas de aceite. La mayoría se comercializa a Europa,  Estados Unidos, Canadá y Japón. “Sin embargo, probablemente a finales de año estaremos más bajos en la producción y las exportaciones por los efectos climáticos y por la enfermedad de la PC, que de alguna forma ha afectado las áreas de cultivo”, subrayó el empresario.

El sector genera 50.000 plazas de empleo directo y más de 150.000 indirecto, es un cultivo que evita la migración del campo a la ciudad ya que es inclusivo. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: