La pesca de arrastre puede extinguir las especies marinas

08 de febrero de 2012 - 00:00

De acuerdo a lo que dispuso el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), a la práctica de la pesca de arrastre le quedan solo ocho meses de existencia. La eliminación de esta práctica ha generado una serie de reacciones de parte de instituciones públicas, privadas y del sector pesquero.

La actividad de pesca de arrastre, considerada como una práctica no amigable para el ecosistema marino porque no es selectiva,  causa impactos en los fondos oceánicos.

Así lo señaló ayer  el Ministerio de Ambiente, mediante un comunicado, en el que además recuerda que este método es uno  de los  más invasivos del arte de la pesca, por esta razón se ha cuestionado su uso y se ha exigido mayor regulación.

En el país esta actividad está regulada por la Subsecretaría de Recursos Pesqueros, que mediante Acuerdo Ministerial No. 162 de fecha 24 de noviembre de 2009, estipula las medidas de ordenamiento, regulación, control, zonificación e investigación de la flota pesquera arrastrera.

La pesca de arrastre consiste fundamentalmente en el empleo de una red que sacude el fondo del mar capturando el camarón, la red se mantiene abierta y atrapa   todo lo que encuentra durante el recorrido.

  Por esta razón este arte de pesca es una de las formas más destructivas de capturar peces, y es responsable de casi la mitad de todos los peces y organismos marinos descartados a nivel mundial.

Según el Ministerio de Ambiente, en Ecuador, la flota de arrastre se basa en la captura de langostino, camarón pomada, especies objetivo, y como pesca acompañante pelágicos costeros y pesca blanca. Sin embargo, la red al estar en contacto con el fondo oceánico incide sobre el mismo, ya que  en este lugar   crecen  algas, plantas y otros organismos, además arrastra el lodo.

La flota de arrastre  ecuatoriana industrial está compuesta de 156 barcos, de los cuales 120 (77%) se dedican a  capturar el    langostino  y 36 (23%) barcos a recoger camarón pomada.

En cuanto a la perspectiva mundial, la FAO (Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación) ha advertido que si continúa esta actividad, en   los océanos para el año 2048, en la mayoría, se agotarían las especies marinas, además de acelerar el cambio climático al destruir los fondos,   donde crecen las  algas, plantas y otros organismos.

El presidente de la Asociación Ecuatoriana de Armadores de Barcos Pesqueros-Camaroneros (Asearbapesca), Juan Carlos Correia, pidió dialogar con las autoridades de Gobierno, antes de que entre en vigencia la prohibición de  la pesca de arrastre en septiembre próximo.

“Hay mucha confusión, esto (pesca camaronera) no es de arrastre, es chinchorrero (barcos artesanales más pequeños), pero  hacen un solo champú. Y nos meten a todos en el mismo saco y viene la confusión”, explicó el representante de los camaroneros de arrastre.

El ministro de Agricultura y Pesca, Stanley Vera, dijo que el Gobierno hará los estudios necesarios para hallar   alternativas de pesca posibles para ayudarlos y ellos  “como empresarios  deberán tomar una decisión sobre   qué alternativa se quieren mover, es decir podrán seguir pescando, pero ya no con la misma tecnología”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: