La reunión ordinaria de la entidad se realizó en Viena

La OPEP no fijó cuotas a la producción de crudo

- 04 de junio de 2016 - 00:00
El ministro de Energía de Catar, Mohammed Bin Saleh Al-Sada, presidió la reunión de la OPEP en Viena.
Foto: AFP

El mercado se ‘mueve en la dirección correcta’. En 2016 habría una disminución de 740 mil barriles diarios.

El pasado jueves, en la Reunión Ordinaria 169 realizada en Viena (Austria), la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió mantener su nivel de producción de crudo, sin establecer un tope máximo, ni definir cuotas por país.

Con esta decisión, el cartel desestimó la propuesta iraní de volver al sistema de cuotas y también la iniciativa venezolana de establecer una horquilla de producción para cada miembro.

El comunicado final de la OPEP no menciona ningún tope. “Seguiremos manteniendo consultas (...) el mercado se está moviendo en la dirección correcta”, comentó el saudí

Jaled al Faleh. La OPEP cumplió con los pronósticos de los analistas del sector petrolero que no esperaban un recorte, ni un congelamiento de la producción después del aumento de más de 80% en los precios en los últimos meses.

“Los inversionistas tenían pocas expectativas. Era evidente que la reunión de la OPEP no desembocaría en (...) un acuerdo sobre un techo de producción”, dijo Christopher Dembik, analista de Saxobank.

Presionados por una oferta excedentaria y una demanda tibia, los precios del barril de crudo cayeron a $ 26 en enero. Desde entonces la cotización del crudo mejoró conforme la demanda aumentó y declinó la producción de países no miembros de la OPEP.

Ayer el barril de WTI cayó 55 centavos a $ 48,62 dólares, y el Brent cerró en $ 49,64.

Según el comunicado final, el incremento de los precios, así como la convergencia entre la oferta y la demanda, apunta a que el mercado está en proceso de reequilibrarse: “la oferta de países no miembros de la OPEP alcanzó su tope en 2015 y empezó a declinar, y se espera que en 2016 su producción caiga en 740.000 barriles diarios”.

Los ministros de Irán y los Emiratos dejaron claro que sus países no tienen la intención de bombear   más la oferta mundial. “El plan de la OPEP es seguir de cerca la situación y actuar con responsabilidad”, afirmó el emiratí Suhail al Mazruei.

“No recibí señales de que ningún país quiera aumentar su producción. Me parece que todos los países son bastante conservadores en cuanto a la estabilización del mercado”, explicó el ministro iraní, Bijan Namdar Zanganeh.  La próxima reunión ordinaria de la OPEP será el 30 de noviembre. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: