Se estima que habrá una disminución de 700 mil barriles por día este año

La OPEP espera que sus competidores recorten la producción de crudo

- 11 de febrero de 2016 - 00:00
Foto: Daniel Molineros / El Telégrafo

Para 2016, la Organización de Países Exportadores del Petróleo (OPEP), un cartel de 13 países que producen un tercio del petróleo mundial, prevé mayores recortes de la producción de petróleo en los países competidores. Si así sucede, se validaría su estrategia de mantener un exceso de oferta para mantener su cuota del mercado.

Según el último informe mensual de la OPEP, los países que no pertenecen al cartel disminuirán este año su producción en 700 mil barriles diarios (bd), frente a una previsión de 660 mil bd efectuada en su informe anterior.

Se trata del tercer recorte mensual consecutivo de esa proyección. Esta revisión se explica “por los recortes de inversiones anunciados por las compañías petroleras, por la reducción del número de perforaciones en actividad en Estados Unidos y Canadá y por la importante disminución de la cantidad de campos petrolíferos antiguos”, indica el informe.

Con respecto a diciembre de 2015, en cambio, la OPEP aumentó en enero su producción en 130 mil barriles diarios y alcanzó así los 32,33 millones de barriles diarios, detalla el boletín.

Mientras que Irán, Irak, Nigeria y Arabia Saudí incrementaron su producción, Argelia, Angola y Venezuela la redujeron. A su vez, la OPEP estima que la demanda para 2016, establecida por el momento en 31,65 millones de barriles por día, podría aumentar a partir del tercer trimestre y podría alcanzar los 32,7 millones de barriles por día.

Esa perspectiva permitiría empezar a “reequilibrar el mercado”, validando de paso la estrategia del cartel petrolero. Por otra parte, el informe mensual de la OPEP estima que el exceso de oferta alcanzó los 2 millones de barriles diarios en 2015.

En lo relativo a la cotización de este bien energético, el informe establece que el precio del barril de crudo cayó un 47% en 2015 con relación al año anterior y más de 70% respecto a junio de 2014, llegando a caer en enero por debajo de los $ 30.

El derrumbe se debe a la saturación del mercado mundial, alimentada por la guerra entre la OPEP, liderada por Arabia Saudí, con los productores de petróleo y gas de esquisto de Estados Unidos.

En ocasiones anteriores, la OPEP recortaba su producción cuando los precios caían. Sin embargo, en esta ocasión, la Organización parece determinada a sacar del juego a sus competidores, pese al descontento de algunos miembros del cartel, como Venezuela (AFP, Viena). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: