La oferta de empleo en el país aumenta por la demanda de artículos

28 de septiembre de 2012 - 00:00

Un positivo crecimiento de la demanda de empleo hay al momento en el mercado laboral en varios sectores del área industrial, manufacturero y comercial.

El requerimiento de mano de obra empezó a incrementarse en el sector manufacturero desde el mes de agosto, siendo los artesanos del calzado, prendas de vestir y la industria de juguetes los primeros en evidenciar la demanda de mano de obra.

Los meses de agosto, septiembre y octubre son cuando más mano de obra se requiere. Empieza a bajar en noviembre y decae casi en su totalidad en diciembre, señaló Paola Escobar Viteri, gerente de Juguetes de la fábrica ecuatoriana Plásticos Industriales.

En esa fecha del año es cuando fabricamos los artículos que son comercializado en el país y exportados a otros mercados, dijo.

Reiteró que la contratación es eventual y en muchos casos son las mismas personas que se las vuelve a contratar con todo lo que demanda  la ley.

Nelson Mainato Vélez, artesano del calzado, indicó que es desde septiembre cuando empiezan a contratar a los operarios con la finalidad de aumentar el stock de unidades. “Nuestra calidad es reconocida y tenemos clientes de siempre que nos hacen pedidos para vender en los días de fin de año. Y ya estamos preparados para satisfacer sus requerimientos”.

Agregó que los operarios trabajan “a full” hasta el mismo día del 25 de diciembre. En Navidad y en año nuevo todos quieren lucir un calzado nuevo. Respecto a la Seguridad Social, dijo que si son asegurados al IESS. Anteriormente solo se cancelaba el jornal, pero, ahora, la ley es estricta y los trabajadores quieren estar asegurados, “o si no, nos denuncian”.  

La demanda en la confección de prendas de vestir es similar. “Las festividades son la mejor parte del año para vender y también para contratar personal eventual. Aquí se cosen camisas, vestidos para niñas y los toldos de invierno. Los contratos para los de planta son hechos con lo que demandan las leyes.

Sin embargo, ante la imposibilidad de pagar el seguro a todos, hay personas a quienes les damos materia prima y ellos nos entregan el producto. Les compramos y ellos nos facturan”, reveló Carmen Viña, gerente de Confecciones Adrianita.

La demanda de mano de obra también es evidente en el sector de imprentas, en especial en las artesanales; para trabajar en toda la cadena productiva. Hay necesidad de personal en el área de diseños, en la prensa y hasta en los vendedores. “En esta época del año hacemos las agendas personalizadas, los calendarios y las tarjetas. En el año  hay máximo 5 personas aquí; ahora ya somos 20”, puntualizó Cristian Zaldumbide, administrador de la imprenta Gráficos SA.

En las cadenas de comisariatos, Casa Tosi, De Prati y Pycca la situación de demanda de personal es similar. Los contratos son por temporada y en la mayoría de los casos son de 3 meses. En el sector de las bahías la situación es distinta. La contratación de personal es creciente, pero solo en los grandes almacenes se pagan los beneficios; en los pequeños solo el jornal. 

Roberto Villacreses, investigador asociado del Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP) precisó que  la tasa natural a la que tiende el nivel de desempleo en el largo plazo se ve cambiada en determinados momentos del año, es decir en determinados meses desciende como producto de la mayor actividad empresarial y comercial. 

Por ejemplo, -dijo- el último trimestre del año, por los feriados de navidad y fin de año, abre la oportunidad para que una gran cantidad de personas vean mejorada su situación, debido al aumento de demanda por bienes de consumo y servicios.

Agregó que lo cierto es que la situación es estacional, así que los recursos obtenidos por estas personas, en estos meses, deberían ser ahorrados o invertidos, para enfrentar la realidad económica, para cuando el nivel de desempleo regrese a su tasa normal el resto del año.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: