La deuda externa se redujo desde 2007 y subió inversión social

19 de enero de 2013 - 00:00

Con la presencia del presidente (e) de la República, Lenín Moreno, el Consejo de Planificación se reunió ayer, en Quito, para evaluar el Plan Nacional del Buen Vivir (PNBV), luego de seis años que entró en vigencia, y se definió que es necesario elaborar uno nuevo para el período comprendido entre 2013 y 2017.

La Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), presidida por Fander Falconí, desde la próxima semana trabajará con el nuevo documento.

Falconí destacó que el PNBV 2013-2017 buscará métodos para fortalecer la industria nacional, pues estarán orientados a la transformación de la matriz productiva. “Para ello se debe partir de una sociedad del conocimiento que tiene como base lo que se ha realizado ya con la educación superior”, aseveró.

Los objetivos que buscará este nuevo plan radican en la diversificación de los mercados destino de las exportaciones ecuatorianas, la sustitución estratégica de importaciones y el impulso de las industrias básica e intermedia.

Con respecto a los proyectos del próximo plan el ministro de Coordinación de los Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, destacó que en los próximos años “cambiará la vida de los ecuatorianos”.

Proyectos

A partir de 2016 funcionarán las ocho centrales hidroeléctricas que se encuentran en construcción y generarán el 93% de energía de fuentes limpias. En otro de los proyectos, la Refinería del Pacífico permitirá al país producir bienes primarios para generar valor agregado.

El ministro Coordinador de la Producción, Santiago León, aseveró que se trabaja en las tres áreas estratégicas del PNBV 2013-2017, por lo que cuenta con los proyectos de reforestación comercial, que consisten en un programa de incentivos económicos para volver a sembrar árboles luego de su aprovechamiento. Informó que se está evaluando crear una planta de procesamiento de cobre, lo que complementaría a la minería a gran escala en la que el país está incursionando.

Falconí destacó que entre los logros importantes del PNBV está la reducción de la deuda externa, mientras que la inversión pública aumentaba. “Somos el primer país que realizó una auditoría de deuda externa conducida por el Estado, por ello se renegoció un tramo de la deuda”, lo que permitió al país ahorrar 8.000 millones de dólares”, explicó.

Eso ha permitido que el Gobierno baje el peso de la deuda en el contexto del Presupuesto General del Estado, que en 2006 era un 24% y actualmente se ubica en 4%. “Hemos reducido la deuda con una condición soberana, pues no firmamos ningún tipo de carta de intención, por lo que ha habido mejoras en la inversión social”, aseveró Falconí.

Destacó, además, la reducción de la brecha social, pues la pobreza se redujo un 10% entre 2006 y 2012, lo que significa que 1,05 millones de personas salieron de la pobreza. En 2006, los ricos ganaban 37 veces más que los pobres, en 2012, esta relación disminuyó 26 veces.

Por otra parte, Ecuador crece económicamente más que el promedio regional, pues entre 2007 y 2012, el Producto Interno Bruto (PIB) se incrementó un 4,3%, cuando en la región este valor era de 3,5%.

Asimismo, el desempleo obtuvo los niveles más bajos de su historia y Ecuador registra la menor tasa de la región al ubicarse en 4,8%. El pleno empleo está en 52% y el subempleo en un 40%. Más de 250.000 trabajadores ya tienen acceso a la Seguridad Social.

Ver infografía ampliada

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: