La brecha de disparidad frena objetivos de la ONU

- 13 de marzo de 2018 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

El Informe Latinoamericano de Pobreza y Desigualdad reconoce los avances de Ecuador, pero alerta sobre indicadores de pobreza, nutrición y desempleo.

Las diferencias económicas y sociales entre los sectores rural y urbano en América Latina son considerables y dificultan el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Esa fue la conclusión del Informe Latinoamericano de Pobreza y Desigualdad presentado el viernes en Quito.

Este instrumento regional, elaborado por el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (Rimisp), enfatiza  que si los Estados y las sociedades de América Latina no reconocen los niveles de desigualdad que existen y los gobiernos y sector privado no intervienen, grandes territorios se quedarán atrás en el cumplimiento de los ODS, como el fin de la pobreza, hambre cero, educación de calidad, igualdad de género, reducción de desigualdades, entre otros.

El investigador chileno Cristian Leyton explicó que los sectores rurales con mayor brecha de desigualdad tienen una alta población indígena, afrodescendiente, adultos mayores y jóvenes.

Agregó que de los ocho indicadores analizados, México y Guatemala son los países con una evaluación negativa, mientras que Chile y Ecuador son los que mejores resultados obtuvieron (ver infografía).

*Haga click en la imagen para ampliarla

Pero en relación a los ODS vinculados a la pobreza y a la nutrición, Ecuador alcanza valores de inequidad altos (0,209 y 0,142 respectivamente). Aunque el estudio reconoce que la brecha de género de la pobreza a nivel territorial en el país es la menor de las otras naciones estudiadas, pues alcanza un puntaje de 0,24, mientras que los índices más altos los tienen Chile y Perú con una evaluación de 0,31.

La conclusión es que en los países latinoamericanos, la pobreza tiene una clara expresión territorial.

El investigador precisó que en el caso de Ecuador otros indicadores preocupantes son la tasa de desempleo, el porcentaje de jóvenes que no estudian ni trabajan y la tasa de embarazo adolescente en algunas provincias.

El ministro de Agricultura, Rubén Flores, manifestó que la Gran Minga Agropecuaria es un ejemplo de política estatal que pretende disminuir la pobreza desde el territorio.

Permite identificar los espacios que requieren de intervención estatal desde los consejos consultivos que definen políticas para cada sector; y con plataforma territorial se estudia la oferta y demanda de mercados financieros y no financieros. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: