Iniciativa familiar dotará de agua a comunidades

20 de mayo de 2012 - 00:00

En la comunidad San Luis, del cantón El Chaco, de la provincia del Napo, sus habitantes ya no solo piensan que la actividad prioritaria es la ganadería y mejorar los pastizales, desarrollar su producción agrícola, avicultura, piscicultura, porcina, entre otros.

Con el propósito de servir a los lugareños, a los campamentos del proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair y     otras empresas de sectores estratégicos, ubicados en la zona, han emprendido un proyecto.

Patricio Hidalgo, presidente de la comunidad y administrador de la microempresa Senderos del Mar, manifestó que en el pueblo antes de que se instalarán las empresas Sinohydro, Coca Codo Sinclair y de fiscalización, encargados de entregar el proyecto hidroeléctrico, no había más de 400 personas y desde hace varios meses hay alrededor de 1.200 habitantes.

Esta situación se dio, según el dirigente comunero, porque el proyecto generó expectativa de progreso económico a través de la implementación de negocios, como tiendas de abarrotes, restaurantes y locales de venta de ropa.

Luego de que Sinohydro concluyera la construcción de su campamento, la población fue concentrada en el sector proveiéndola de los servicios necesarios.

Esto hizo que “la mayoría de negocios quebrara”, según Hidalgo, incluso él, junto con su suegro, mantenía un negocio avícola y se vio en la obligación de cerrarlo  para evitar problemas con los nuevos vecinos.

A pocos metros de su vivienda, la empresa de fiscalización de la obra compró tres cuadras de terreno a su suegro para edificar su propio campamento, lo que se convirtió en el motivo principal para cerrar la avícola. Para Hidalgo es importante que en la localidad haya una buena relación entre los vecinos, que incluye a los nativos de la zona y a los trabajadores de las empresas.

Previo a cerrar el negocio familiar, Hidalgo indicó que un día se dedicó a investigar por qué en su terreno siempre había agua a pesar de que no  llovía. Hasta que decidieron seguir con su hijo el sendero del líquido y se encontraron que cruzando la carretera Quito-Lago Agrio, montaña arriba había un ojo de agua.

“En este lugar había mucha agua, de donde salía con gran fuerza pero lo cubría una inmensa piedra, tuvimos que moverla y nos encontramos con un líquido completamente limpio y transparente”, según el emprendedor.

Desde ese momento, según el líder comunitario, les entró la inquietud junto con su hijo de investigar cuáles son los procedimientos para tener agua potabilizada y poderla distribuir a la comunidad.

Mencionó que sobre el descubrimiento conversaron con los técnicos de Coca Codo Sinclair, quienes lo contactaron con un especialista que los ayudó en la investigación para instalar una planta para purificar el agua y posteriormente comercializarla en el sector.

El trabajo de investigación y de implementación de la empresa les tomó un año. Ahora, ya tiene colocado desde el ojo de agua, ubicada a unos 500 metros de su vivienda, la tubería correspondiente para conducirla hasta el lugar de procesamiento y que sea apta para consumo humano.

En la empresa se encuentran los respectivos tanques para el reservorio del agua, la clorificación y tratamiento que se debe realizar previo a su comercialización.

Este microempresario manifestó que ha puesto toda su confianza en el desarrollo de su proyecto y que sería la primera vez que los habitantes de los alrededores podrán contar con agua potabilizada, de la cual carecen.

“Este servicio básico es promesa de muchos años de las autoridades de turno que van a realizar, pero no han cumplido”, acotó Hidalgo.

La marca “Agua del volcán” cuenta con los respectivos permisos ambientales, del Cuerpo de Bomberos, del Municipio, además del registro sanitario. El precio de cada bidón será de $ 2,00, hasta conquistar el mercado.

Según Hidalgo, “mi interés es que mis vecinos y los directivos de las compañías conozcan del producto que les puedo proveer, ya que está garantizado”.

Lo importante es mostrar a la comunidad, a los locales comerciales y a los catearin’s que “los lugareños podemos brindar buenos servicios”, indicó Hidalgo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: