Inconvenientes causan retrasos en entrega de créditos hipotecarios

03 de octubre de 2013 - 00:00

Cuando el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) empezó a operar en 2010, esta entidad “heredó” del Seguro Social  el contrato que tenía con la compañía Tata Solutions, empresa encargada de administrar el proceso de crédito hipotecario.

Sin embargo, tras renovarse este contrato en algunas ocasiones, el tiempo de entrega de créditos hipotecarios se  deterioró, según indicó Omar Serrano, director-representante de los afiliados en el Biess. “Lo que en su inicio estaba en 90 días (la entrega del crédito), llegó a más de cuatro meses. Ahora, se ha deteriorado al punto de que el desembolso de los recursos  tarda un rango promedio de  6 a 7 meses, e incluso hay algunos casos de un año o catorce meses”, precisó, tras resaltar que esto es “inaceptable”, ya que la banca privada no demora más de 90 días en entregar un crédito hipotecario.

El funcionario explicó que la demora en la entrega de los créditos hipotecarios se debió a varios problemas. El primero tiene que ver con el tema de los avalúos del bien inmueble del cual se va a hacer el crédito hipotecario, ya que antes de entregar un préstamo se lleva a cabo dicho trámite.  

Señaló que mientras a los bancos privados se les realiza el avalúo durante 7 ó 9 días, la compañía Tata entregaba al Biess este mismo servicio en 20 ó 22 días. Otro inconveniente, indicó, es que el grupo Tata no contrató una  cantidad suficiente  de estudios jurídicos  para tratar la parte legal de los créditos, generando de esta manera la acumulación y demora en los  trámites.

El tercer problema, dijo, se produce debido a la ineficiencia de algunas notarías y registros de la Propiedad, que también intervienen en el crédito hipotecario.

Frente a esto, manifestó que en la renovación del contrato con Tata en  2012 se establecieron algunas exigencias adicionales, pero que aún así las incumplieron, motivo por el cual la  compañía Tata ha recibido una serie de multas.     

En 2008, cuando el Seguro Social retoma el crédito hipotecario, no tenía las capacidades ni operativas ni tecnológicas para administrar el proceso de dicho crédito. Por esta razón, mediante un concurso, se contrató a la empresa Tata.

De su parte, Luisa Farías, quien trabaja en  el Ministerio de Salud Pública, adquirió una vivienda ubicada en el norte de Guayaquil a través del Biess, en  2010.

Ella señala que por los problemas que tenía el exdueño de la casa, el proceso  legal duró ocho meses. "Se  demoraron porque el propietario de la vivienda no tenía en orden sus papeles, en especial la escritura. Algunas de mis compañeras han obtenido la aprobación para adquirir las casas en apenas dos meses. Los trámites demoran solo cuando los papeles no están en regla", aseguró.

El pasado 3 de septiembre venció el contrato entre el Biess y la empresa Tata Solutions.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: