Gobiernos piden la renovación de acceso libre de aranceles

18 de junio de 2013 00:00

Quince naciones han formado la Alianza de los países del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) para instar a la extensión del tratamiento libre de aranceles para las importaciones estadounidenses procedentes de sus países.

Este régimen de importación se produce bajo el SGP, que expira el 31 de julio de 2013, en 44 días. La Alianza busca que el Congreso renueve el SGP rápidamente y por el mayor tiempo posible.

La Alianza está conformada por Argelia, Bangladesh, Ecuador, Fiji, Georgia, Indonesia, Moldavia, Mongolia, Pakistán, Filipinas, Sri Lanka, Tailandia, Túnez, Uruguay y Yemen. “Si no es así, las naciones se enfrentarán a efectos adversos para sus economías y la de sus trabajadores, y las empresas estadounidenses tendrán que pagar $ 2 millones diarios en tarifas imprevistas para materias primas esenciales e insumos de productos”, señala parte de la carta enviada el 11 de enero por los embajadores de la Alianza al Congreso de EE.UU.

Estas cartas incluyen un apéndice de ejemplos, tomados de la realidad, sobre la manera en que el SGP reduce la pobreza y favorece el desarrollo económico ampliando las exportaciones de 127  economías emergentes.

Los embajadores advierten: “… Los inversionistas y las empresas de nuestros países requieren de un ambiente predecible con respecto al tratamiento arancelario de sus productos en el mercado de EE.UU. Si el Congreso permite que caduque el SGP o que solo sea extendido por un corto tiempo, la certeza desaparecerá y los beneficios del programa serán seriamente reducidos”.

El SGP beneficia a más de 3,8 millones de personas que viven en dos tercios de las economías del mundo. También fortalece la economía de EE.UU. mediante la generación de decenas de miles de puestos de trabajo y proporciona a los fabricantes estadounidenses los insumos que necesitan.

Solo en 2012 el SGP ahorró a compañías y consumidores estadounidenses $ 750 millones en tarifas sobre $ 20 mil millones de importaciones. La renovación del SGP es una prioridad para muchas compañías de EE.UU. que mantienen su competitividad a través de la importación libre de aranceles de materias primas, bienes intermedios y maquinaria.

La carta enviada por los embajadores es parte de una campaña de promoción que involucra a importadores estadounidenses y otros afectados por la pérdida de las importaciones libres de aranceles de EE.UU.

Ecuador realiza  su campaña “Keep Trade Going”, la cual tiene por objetivo educar al público estadounidense y a políticos sobre los beneficios mutuos de los programas de preferencias comerciales, como la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga (Atpdea) y el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), que expirarán el 31 de julio de este año.

La Embajadora de Ecuador en Washington, Nathalie Cely, remarcó que el comercio con los Estados Unidos sigue siendo de suma importancia para el país. En 2012 el comercio total entre los EE.UU. y el Ecuador alcanzó 17,15 mil millones de dólares. Las exportaciones de los EE.UU. a Ecuador se han duplicado en los últimos cuatro años.

Para Francisco Rivadeneira, viceministro de Comercio Exterior de Ecuador, la renovación de las preferencias arancelarias es una situación muy compleja, pero “seguirán trabajando para obtener los beneficios”. Recordó que productos como las flores, brócoli, atún en ‘pouch’, son los productos que mayor afectación tendrían, pero el Gobierno está preparado para una eventual no renovación.

Contenido externo patrocinado