El 80% de los ingresos de foráneos se queda en Quito

- 05 de mayo de 2019 - 00:00
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

91.511 extranjeros viven en Ecuador. Mientras 70.752 trabajan bajo contrato en empresas, otro grupo optó por emprender y montar su negocio propio, invirtiendo en el país y generando fuentes de empleo para sus compatriotas, gente de otras nacionalidades y ecuatorianos. Cinco de ellos cuentan sus experiencias.

Durante las últimas décadas, Ecuador se ha convertido en el hogar de cerca de 91.511 extranjeros. La comunidad más grande es la colombiana, que empezó a migrar desde 1990 a causa del conflicto armado.

La crisis política, económica y social que se vive en Venezuela provocó en 2015, año en el que empezó el éxodo, la llegada de 95.909 “llaneros” al país. En 2018, según datos de la Cancillería fueron más de un millón. De ellos, 200.000 optaron por radicarse en Ecuador.

Los foráneos se quedan para trabajar, asegura Andrés Mendieta, de la Asociación de Venezolanos en el territorio nacional. Mientras unos son contratados con todos los beneficios de ley, otros sobreviven de la venta informal y, otro grupo, “el más visionario”, opta por emprender y montar su negocio propio.

Con corte en marzo de 2019, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) registra la afiliación de 70.752 extranjeros (ver infografía). Aunque no existen datos  precisos sobre la cantidad de foráneos que se dedican a la  venta ambulante en el país, la Agencia Metropolitana de Control del Municipio de Quito ha contabilizado a 30.000 entre ecuatorianos y de otras nacionalidades. De ellos, 3.000 son venezolanos.

La investigación “La situación laboral y el aporte económico de inmigrantes en Quito”, presentada en febrero de este año, reveló que el 80% de los ingresos de los 2.938 encuestados se queda en la economía local.

Una forma de invertir en el país que les acoge es emprender, indica Alfonso Abdo, director ejecutivo de la Agencia de Promoción Económica ConQuito. Si bien la opción más visible para que la población en condición de movilidad obtenga ingresos es el comercio informal, esta no es sostenible, indica Abdo.

Por ello, quienes están relacionados con el comercio reciben herramientas para que sus productos tengan mayor valor agregado e ingresen a circuitos cortos de comercialización. De esta forma no trabajan en la calle.

En un nivel más alto están quienes tuvieron la experiencia de ser emprendedores por oportunidad en sus países de origen. Ellos se benefician de capacitación y el espacio físico para las oficinas de su negocio en construcción.

En ConQuito existen 32 empresas que se están incubando. De estas, cuatro son extranjeras. El éxito de estos emprendimientos se evidencia en que cuando crecen generan entre 5 y 10 nuevas  plazas de trabajo. 

Esto sucede con dos negocios venezolanos que ConQuito apoya y otros tres que se instalaron en la capital y tienen varias sucursales. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: