"Es un buen momento para invertir en propiedades"

Los precios de las propiedades en algunos sectores de la capital han subido; otros han bajado durante la pandemia. Las constructoras e inmobiliarias se volcaron al mundo digital, mientras los trabajadores de sector se adaptaron a la nueva realidad.
22 de noviembre de 2020 00:00

La pandemia derrumbó a muchos sectores de la economía local. La reactivación ya ha comenzado a dar algunos frutos, eso ocurre con el sector inmobiliario.

¿Pero qué pasa con los precios de las viviendas? ¿Han bajado o subido? Mariela Armendáriz, gerente Comercial de Properati en Ecuador, conversó con este Diario sobre el tema.

¿Cómo se alteró o cambió el tema compra-venta de propiedades en la pandemia?

Los efectos del covid-19 en todas las industrias causaron estragos. En el caso del sector inmobiliario ocurrieron dos cambios principales: el primero; los ofertantes como constructoras e inmobiliarias aceleraron su proceso de digitalización, y el segundo; las necesidades profesionales y personales se transformaron para tratar de adaptarse a una nueva convivencia y un futuro incierto.

En cifras, desde Properati, el interés por comprar una propiedad registra niveles similares a meses previos al confinamiento. Sin embargo, se ha diversificado la demanda y hoy existen personas que buscan características que beneficien una vida más placentera en casa como: jardines, balcones, terrazas, espacios comunales. En algunas ciudades, hay vecindarios alejados de los centros urbanos que han crecido en demanda. En el caso de Quito, el valle de Tumbaco y el Valle de Los Chillos son los que más han crecido en búsquedas con un 150% y 60%, respectivamente, en el segundo trimestre de 2020. Algo similar sucede con Vía a La Costa, en Guayaquil, donde las visitas a los inmuebles en esa zona se incrementaron en un 200%, en el segundo trimestre.

¿Qué factores hicieron que el costo de las propiedades baje?

El mercado inmobiliario es un entorno complejo y que depende de muchos factores internos y externos, como el precio de materiales de construcción o la posibilidad de conseguir un crédito hipotecario, por citar dos ejemplos. En este caso, con la pausa en las actividades durante los primeros meses y una reactivación que depende de un ámbito tan importante como la salud, el sector de bienes raíces sigue adaptándose.

Los precios de las propiedades deben ser analizados con base en dos puntos de vista: propiedades nuevas y usadas. En el caso de las primeras, las constructoras han trabajado en estrategias atractivas para que los interesados obtengan descuentos, extras, y una flexibilización en financiación. Por otro lado, el mercado de inmuebles de segundo uso es más sensible a la percepción del mercado. En este sector es donde se ha notado una mayor baja de precios debido a que los dueños de inmuebles tienen la oportunidad de negociar de forma más flexible que las constructoras.

El precio del metro cuadrado en Quito y Guayaquil, ha fluctuado con una leve tendencia negativa. Desde agosto de 2020, existe una estabilidad en el nivel de precios. La variación mensual se ubica entre un -1% y 2%.

¿Ahora que se reactivó de cierta manera la economía, el sector de la construcción tiene perspectivas de crecimiento o no?

El sector de la construcción así como fue uno de los primeros en detenerse, al inicio del confinamiento, fue uno de los más rápidos en reactivarse. En especial, porque involucra a muchas áreas laborales. Sin ninguna duda existen perspectivas de crecimiento. Las constructoras con el músculo financiero para aguantar los primeros meses de la pandemia, tienen ya en sus planes continuar con los proyectos inmobiliarios y en invertir en nuevos proyectos. Vale rescatar, que la demanda por vivienda no ha disminuido; y definitivamente, los bienes raíces se mantienen como una de las inversiones más seguras a largo plazo. El interés por colocar el dinero en un pasivo sigue siendo un factor crucial.

¿Por qué algunos sectores de Quito no han bajado de precios ni siquiera en la  pandemia? Ejemplo, González Suárez. ¿Cuánto cuesta el metro cuadrado allí?

El mercado inmobiliario no puede ser medido todo de la misma manera. La plusvalía es un factor que mantiene los niveles de precios, en especial cuando los barrios o sectores mantienen un crecimiento y fomentan diferentes características urbanas como seguridad, ubicación, transporte y estatus. Volviendo al punto anterior, comprar un inmueble es una inversión segura, en otras palabras, una de las mejores opciones para cuidar el ahorro. De acuerdo a nuestros datos, el precio del metro cuadrado en este exclusivo barrio quiteño es en promedio de $2.000.

¿Cuánto han bajado los precios de propiedades en otros sectores de Quito, donde vive la clase media?

Proponemos diferentes análisis del sector inmobiliario. Uno de los últimos reportes que publicamos habla sobre la diferencia de precios entre el segundo trimestre de 2019 y 2020. La comparación parte con el objetivo de encontrar la diferencia con el último periodo y conocer los efectos del Covid-19 en el mercado. En sectores como Ponceano, Quitumbe, Conocoto y Monteserrín el valor del metro cuadrado disminuyó hasta un 10%. Por otro lado, existen barrios de clase media en los que la variación fue positiva (hasta un crecimiento del 8%), cómo: La Armenia, El Inca o Tumbaco. Las razones detrás de este comportamiento parten de muchos lugares, en especial de proyectos inmobiliarios, la demanda y la sensibilidad de los oferentes ante el comportamiento del mercado.

¿Qué ha pasado al sur de Quito con el tema de compras-ventas de los inmuebles?

El comportamiento de los compradores es distinto en cada zona de la ciudad. Existen sectores del sur de la capital que han mantenido un crecimiento inmobiliario en los últimos años. El interés por invertir en una casa sigue siendo determinante. Nosotros no manejamos las cifras de entes públicos por lo que no podemos brindar detalles sobre la compra-venta. Sin embargo, sabemos que el interés por vivienda en el Sur de Quito entre el primer trimestre versus el segundo trimestre de 2020 de todas nuestras búsquedas pasó del 4% al 6%.

 ¿Tiene información disponible sobre lo ocurrido en el tema arriendos?

Los arriendos fueron las primeras actividades inmobiliarias en activarse tras el confinamiento. De acuerdo con nuestros datos, el número de propiedades en oferta para rentar ha crecido  paulatinamente desde abril. El interés por arrendar una casa o un departamento con características que cumplan las nuevas condiciones impuestas por el confinamiento (como el teletrabajo, las clases virtuales, la restricción de movilidad) ha motivado un leve incremento en precios de arriendo.

¿Por qué es un buen momento para comprar una vivienda en Quito?

Las crisis como la que estamos atravesando ahora tanto en términos de salud como económicos traen consigo oportunidades y plantean una duda para disminuir la incertidumbre. Una inversión segura en un nuevo hogar puede aplicarse como una nueva oportunidad y a disminuir el riesgo de perder los ahorros. Hay propuestas atractivas para los interesados desde el lado de precio, de otorgar un crédito hipotecario -si se acomoda a un rango de precio que la entidad bancaria considera posible- y por las necesidades. Para explicar mejor esta respuesta construimos mapas en los que pueden observar donde se encuentran propiedades nuevas y usadas por dos rangos de precios definitivos.