Arturo García Rosa, presidente de la Conferencia Sudamericana de Inversiones Hoteleras y Turísticas 2019

"No hay crecimiento sin política de conectividad"

- 10 de agosto de 2019 - 00:00
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

El experto en inversiones turísticas destaca ingreso de nuevas aerolíneas al mercado ecuatoriano. Incentiva a los empresarios a vender experiencias.

Un evento internacional que se realizará en Quito el 16 y 17 de septiembre dejará ingresos por alrededor de $ 650.000 en la ciudad. Se trata de la Conferencia Suramericana de Inversiones Turísticas y Hoteleras 2019 (Sahic, por sus siglas en inglés).

El presidente de este encuentro, Arturo García Rosa, dialogó con EL TELÉGRAFO sobre las ventajas que esta cita ofrece para los inversores turísticos y compartió sus perspectivas sobre  las políticas nacionales para impulsar esta industria que significa el 2% del Producto Interno Bruto de Ecuador.

¿Cuáles son las expectativas del Sahic 2019 en Quito?

Es un evento que año a año convoca a los principales jugadores de la industria como cadenas de hoteles, fondos de inversión, arquitectos, etc. Se da en un formato que plantea un encuentro entre quienes están en el negocio y quienes buscan oportunidades o socios. Después de 12 años de la conferencia, se ha demostrado que es una  herramienta adecuada para las negociaciones.

Las convenciones siempre dejan ingresos en las ciudades, ¿cuánto significará este evento para la capital?

En promedio se genera un gasto directo de $ 600.000 o $ 650.000 en la ciudad en donde se desarrolla la conferencia por toda la cadena de actividades que dinamiza. Es la segunda vez que se realiza en Quito y la tercera en Ecuador.

¿Se escoge a Quito por alguna razón en particular?

En Quito se da una conjunción entre industria, el Gobierno central y el municipal. Además,

Ecuador tiene un montón de oportunidades y, si bien ha habido inversiones, creemos que hay oportunidad para más. Además, creo que están dadas las oportunidades para que a partir de este evento se inicie la senda de atracción de inversiones.

¿Considera que Ecuador aprovecha todo su potencial turístico?

No quisiera decir sí o no. Tiene un potencial muy grande. Ecuador recibe un millón en promedio de turistas al año, sin contar a los venezolanos. El crecimiento no es muy significativo en general. Por ejemplo, plantear un desafío de 3 millones de turistas al año que aporten con un gasto que amerite la inversión del sector público y privado es un objetivo accesible.

Vale la pena recalcar que el camino para la atracción de inversiones es largo. Lo que da resultado es acercar a los jugadores locales con los internacionales.

¿Qué hace falta en las políticas de turismo?

Para expandir los negocios se necesita profundizar la promoción de demanda y la captación de inversiones. Las dos necesitan trabajo de largo alcance mayor. En general, todos los países de la región estaban muy acostumbrados a trabajar en lo que es promoción de demanda, pero no de inversiones, que es lo que se necesita cerrar para que este proceso crezca. Ecuador tiene mucho por hacer en cuanto a que tiene todavía un potencial muy grande por explotar y yo creo que evento de estas características pone en evidencia el potencial y acerca a jugadores que harán que la industria fluya más rápidamente.

¿Qué opina sobre la campaña All you need is Ecuador que lideró el anterior Gobierno? ¿Cómo está la promoción internacional actualmente?

La campaña de All you need is Ecuador tuvo lo suyo. Yo creo que de tanto en tanto los eslóganes de campaña se reciclan en función de estrategias.

Veo que en este último año se ha anunciado la llegada de nuevos vuelos y yo creo que la conectividad es clave. Sin política de conectividad, pensar en crecimiento es complicado. Los anuncios de las nuevas frecuencias son un buen camino.

Todo el mundo trata de promover sus destinos y la competencia es durísima, por lo que hay que tener mucha constancia para la captación de demanda e inversiones. Eso no se resume en un eslogan, sino en una política de largo alcance.

¿Qué buscan los inversores turísticos antes de colocar sus recursos en los destinos?

El inversor en realidad siempre busca que su capital invertido tenga la renta adecuada. La claridad y la transparencia en las reglas de juego y que los capitales puedan entrar y salir sin trabas. Ecuador no ofrece reparos en ese sentido.

¿Ecuador es un destino caro?

No tengo esa impresión. La economía dolarizada hace que sea fácil, tanto para el inversor  como para el turista.

¿Es correcto apuntar a un turista de poder adquisitivo alto?

Como país, la gran oportunidad es tratar de captar inversiones dirigidas a un buen poder adquisitivo porque le va a dejar mayor rédito a la economía. Otra cuestión es atender el derecho del ecuatoriano a hacer turismo local.

El turismo de mayor capacidad de gasto aporta más al país. Las experiencias diferentes no tienen precio y eso agrega valor.

Evidentemente tiene que haber oferta enfocada para los ecuatorianos.

¿Qué experiencias puede vender Ecuador?

No soy quién para decir qué experiencias, pero sí para alentar la creación de  experiencias. Estas dan un retorno fenomenal porque prácticamente es cuestión de imaginación y no tiene precio. Una noche en un hotel cualquiera puede costar $ 300, pero la experiencia puede valer 10 veces más.

¿Está de acuerdo en regular a las plataformas digitales que ofrecen hospedaje?

La regulación ocurre en muchas partes del mundo. En Estados Unidos hay normas muy fuertes.

Las plataformas digitales vinieron a quedarse y para facilitarle la vida a la gente. Quitarle esa posibilidad al usuario es impensable. La competencia desleal es lo que hay que combatir; regulado eso, las plataformas son un competidor más.

Además, hay que adaptarse rápidamente porque eso nos prepara más para lo que vendrá en el futuro. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: