El precio de la carne es revisado

18 de septiembre de 2013 - 00:00

Desde hace aproximadamente tres meses, los ganaderos del país han solicitado al Gobierno  que revise el precio de sustentación de la libra de carne, por el incremento en los costos de producción y a las irregularidades que hay en la cadena de comercialización.

Teófilo Carvajal, gerente de la Federación Nacional de Ganaderos, consideró que es responsabilidad del Gobierno  regular y controlar la comercialización interna, tanto de carne como de  leche, para garantizar que los productores obtengan  “justa” retribución a sus esfuerzos e inversiones.

Carvajal aseveró que se debe proteger a los consumidores con un costo que no afecte a su  economía, corrigiendo la imperfección del mercado, que deja la mayor parte de la utilidad a los intermediarios y procesadores.

Recalcó que la intermediación ocasiona una marcada diferencia de precio, al pagar a los ganaderos $ 0,50  la libra de carne vacuna en pie (en las fincas), mientras que la venta al consumidor en los mercados populares  es de alrededor de  2,80 dólares. “Si se mantuviera el precio  actual, el ganadero debería recibir no menos de $ 1,25 por libra en pie”, aseguró.

En el sector pecuario  predomina el ganado vacuno con un total de 5,2 millones de cabezasHoracio Moreira, presidente de la Corporación Provincial de Ganaderos de Esmeraldas, destacó que los costos de los insumos para  desarrollar la actividad ganadera no son los de antes. Ahora los precios se han duplicado. “Hace diez años un rollo de alambre de púas de 500 metros costaba $ 27, ahora este mismo   cuesta $ 52, es casi el doble. Así todos los productos que intervienen en la producción se han incrementado, como fertilizantes, mano de obra, etc.”.

Costos en los mercados

En el mercado 10 de Noviembre de Guaranda no se han registrado alzas en los precios de los cárnicos. La libra de carne de res cuesta $ 1,50,  al igual que la  de chancho.

Mientras que en Cotopaxi, Julio Toaquiza, ganadero en menor escala, considera positiva la decisión de aumentar el valor de la carne. “Por la sequía y por los altos precios de la hierba es urgente que el costo de la carne suba, porque perdemos mucho dinero y el negocio ya no rinde”, comentó.

Según Toaquiza, se deben regular los precios de venta de las reses que salen desde la finca hacia los faenadores, porque “en determinadas ocasiones los únicos que se benefician son ellos”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: