En el proyecto, que dura 35 semanas en el ciclo escolar costa, Se invierten $ 2,2 millones

El banano mejora la alimentación de 339.659 estudiantes de Guayas

- 13 de junio de 2015 - 00:00
Las familias orenses entregan semanalmente un total de 10.192 gavetas de dedos verdes de banano, que se acopian en una de las fincas de los productores. Foto: Cortesía

En el proyecto, que dura 35 semanas en el ciclo escolar costa, Se invierten $ 2,2 millones

Tres veces a la semana Wendy, Vanessa y Carlos, estudiantes de la escuela Alfredo Portaluppi Velásquez, de la parroquia Pascuales de Guayaquil, se nutren con banano, la fruta que desde este año lectivo está incluida en su dieta escolar. Los 3 estudiantes, forman parte de los 1.140 niños y niñas del referido centro educativo.

En total, el Gobierno Nacional, a través del Instituto de Provisión de Alimentos (Proalimentos), entidad adscrita al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), entrega banano en 486 escuelas de 16 cantones del Guayas.

“Es muy rico y me da energía” dijo Xavier, quien junto a sus 35 compañeros del quinto año de básica disfruta del consumo de la fruta producida en El Oro y que, previamente, debe pasar por un minucioso plan de logística y de control de calidad, que garantiza la entrega en buen estado.

El banano es producido en fincas que las conforman alrededor de 600 familias de la provincia de El Oro. Por ejemplo, cada semana Cecilia Manzanilla, miembro de la Asociación de Pequeños Bananeros del Guabo, saca de su hectárea 30 gavetas, mientras que Francisca Márquez, quien forma parte de la Asociación Agro Artesanal de Pasaje, despacha 500 gavetas de su finca San José.

Como ellas, las familias productoras orenses entregan semanalmente un total de 10.192 gavetas de dedos verdes de banano, que se acopian en una de las fincas de los productores, para luego ser trasladadas hacia las instalaciones de las cámaras de maduración, ubicadas en la parroquia de Barbones, cantón El Guabo.

Daniel Murriagui, de la unidad de Inclusión Socio Económica de Proalimentos, explica que la fruta pasa por una etapa de verificación, donde se certifica que cumpla con las normas de calidad de exportación establecidas en los contratos de compra.

Posteriormente inicia la maduración con gas etileno, en un proceso que dura 24 horas y que es monitoreado en temperatura y humedad. Este paso permite que el producto conserve sus características esenciales, explica el técnico.

Concluido este proceso, la fruta es trasladada en 5 contenedores de 40 pies hasta la bodega que Proalimentos tiene en Durán, provincia del Guayas.

Desde allí se distribuye en camiones a 486 escuelas de 16 cantones del Guayas, para beneficiar a 339.659 estudiantes.

Juan Diego Mosquera, director de Operaciones y Logística de Proalimentos, resaltó que una operación tan grande requiere de un proceso riguroso para que el alimento llegue fresco al consumidor. “Es la primera vez que se distribuyen 1’019.200 unidades de banano semanales a las escuelas. La experiencia obtenida con el proyecto piloto en 2014 nos permitió efectuar el estudio y el análisis en la cadena de abastecimiento; así superamos las expectativas planteadas”, dijo Mosquera.

La inversión de Proalimentos en el proceso de logística del banano asciende a los $ 770.187, monto que permite contratar 20 vehículos con sus respectivos choferes, y 40 estibadores que transportan la fruta.

Uno de ellos es Antonio Mendoza, chofer profesional con 25 años de experiencia. Él forma parte de una de las compañías prestadoras del servicio, y está encargado de movilizar mil gavetas de banano, desde las cámaras de maduración a las escuelas.

Mendoza comentó que este proyecto es una buena oportunidad de trabajo, y que los mayores beneficiados son los niños, al recibir una adecuada alimentación con el banano de exportación.

La inversión de $ 2,2 millones para la compra de banano de exportación cubrirá la alimentación escolar de niñas y niños del ciclo Costa, durante 35 semanas, tiempo que dura el período lectivo 2015 – 2016.

Para garantizar que el producto esté en buenas condiciones para el consumo, la Dirección de Operaciones y Logística de Proalimentos cuenta con el apoyo de empresas calificadas para la verificación de la calidad, proceso que consiste en controlar la fruta fresca en tres puntos específicos.

La primera revisión se realiza antes de que el producto ingrese a la cámara de maduración, para certificar que cumple con la norma técnica ecuatoriana INEN –categoría I- en peso, longitud, calibre y presencia de defectos externos.

Luego del proceso de maduración se inspeccionan aspectos como el grado de madurez, defectos en la forma, coloración y cáscara. Finalmente, en las instituciones educativas se verifica el aspecto visual y la presencia o ausencia de enfermedades, así como la aceptación entre los niños, niñas y adolescentes beneficiarios.

La compra es sin intermediarios

De proveer el banano se encargan 6 asociaciones productoras de El Oro, que poseen hasta 30 hectáreas de cultivo. La entrega la hacen luego de cumplir con las distintas etapas administrativas del proceso de Feria Inclusiva, mecanismo de compra pública directa sin intermediarios, cuyo objetivo es ofrecer un mercado seguro a pequeños y medianos productores.

Pedro Vásquez, coordinador de la Corporación Red de Integración Económica Banano para la Vida (Banavid), indicó que la compra del banano les permite contar con un mercado seguro, en una temporada en que se reduce el consumo en el mercado internacional, generando problemas de venta y precios”.

Por su parte, la agricultora Francisca Márquez resaltó la generación de trabajo, y el beneficio no solo para los productores sino también para toda la comunidad. “Con esta iniciativa del Gobierno Nacional apoyamos económicamente a más familias del cantón El Guabo”, dijo.

Proalimentos adquiere la gaveta al precio oficial para la exportación: $ 6,35.

El volumen de compra de banano se incrementará en el corto y mediano plazos, debido a la intervención conjunta del MAGAP y Proalimentos, instituciones que implementan infraestructuras que permitan la maduración y conservación de frutas en todo el país, para que los estudiantes de cualquier punto del Ecuador los reciban en buen estado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: