El Abono tributario beneficiará a 1.056 empresas sin Atpdea

19 de abril de 2011 - 00:00

Ante la posibilidad de que 18.000 empleos (directos e indirectos) se vean afectados por la no renovación del Tratado de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea, por sus siglas en inglés), el  Gobierno pretende poner en vigencia esta misma semana  un sistema de compensación para los  sectores involucrados.

El apoyo  consistirá en otorgar un  Certificado de Abono Tributario que beneficiaría  a 1.056 empresas y a más de 500 productores, pero  que requiere de una reforma reglamentaria para entrar en vigencia.

El abono podrá utilizarse como un crédito tributario inmaterial para cubrir cualquier  obligación impositiva de la empresa o como un certificado negociable, por lo que será emitido por el Banco Central del Ecuador (BCE)   y administrado por el Servicio de Rentas Internas (SRI).

El viceministro coordinador de la Producción, Mauricio Peña, explicó que los certificados tendrán un año de vigencia, en dos fases distintas.

En primera instancia se concederá este beneficio a las empresas que tengan mayor  dependencia del mercado norteamericano con respecto a  sus competidores; la diversificación de   productos que ofrecen; y el costo arancelario que le implica no contar con el Atpdea.

En una segunda etapa este mecanismo servirá para  premiar los esfuerzos que realicen los distintos sectores para   diversificar sus productos y mercados.

Del mismo modo, Peña precisó  que el mecanismo se enmarca dentro de los acuerdos  comerciales establecidos por el Ecuador en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), por lo que  “respeta el acuerdo agrícola y de subvenciones establecidas por el organismo, mucho más si está atado a mejoras competitivas”.

Según datos del Ministerio Coordinador   de la Producción (Mcpec),   más  de  330 mil plazas de empleo pleno e indirecto se beneficiaban del Atpdea,  principalmente, en la producción de  flores, brócoli, mangos, piñas,  albaca y caña de azúcar. 

De ellos,   los productores de brócoli, que bordean los  10 mil, son los más afectados porque su principal mercado son  los Estados Unidos y la industria aún está desarrollándose.

La ministra coordinadora, Nathalie Cely, explicó que lo contrario  ocurre con el sector florícola porque  el arancel representa  2 centavos de dólar por tallo, un costo que  puede  reducir con mejoras logísticas, otro de los ítems que componen el plan para contrarrestar los efectos de no contar con el Atpdea.

No obstante, anunció que en primera instancia todos los sectores afectados recibirán una  compensación del 25%, pero dependerá de los factores antes mencionados para que ese porcentaje sea mayor.

Por ese motivo es urgente que la propuesta, respaldada el viernes pasado por el presidente Rafael Correa, entre en vigencia lo más pronto posible a través de un reglamento, documento que según Cely  será suscrito mañana.

Superados los  60 días sin Atpdea, el exportador de  brócoli, Pedro Guarderas, confía en que el Abono Tributario tenga un impacto positivo, sobre todo, para garantizar el  empleo de los productores “que en estos momentos  se sienten inseguros y nerviosos por lo que revisan en la prensa”.

Aunque no tiene la certeza de  los beneficios que le ofrece este mecanismo de compensación, Guarderas considera que deben ir acompañadas de reformas laborales y fiscales que garanticen la sostenibilidad del sector.

Mientras tanto, las autoridades indicaron que se firmará un convenio interministerial para garantizar el cumplimiento del plan de mejoras competitivas que integran la propuesta de compensación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: